Entradas

14
May

 

Encefalopatía Hepática

Se trata de un síndrome neurológico complejo producido por una alteración hepática grave. En él van a aparecer trastornos de la conducta y de la personalidad, manifestaciones neurológicas diversas, alteraciones de la conciencia que pueden llegar a un coma irreversible y características alteraciones en el electroencefalograma.

Se relaciona con la acumulación de sustancias tóxicas en el intestino, que no pueden ser purificadas por el hígado. Sobre todo amoniaco y otros compuestos nitrogenados.

Factores desencadenantes de Encefalopatía Hepática

Hay varios factores que pueden actuar sobre un hígado ya enfermo para que se produzca una encefalopatía.

Estos factores suelen ser:

Medicamentos, tales como Opiáceos, Tranquilizantes. Sedantes y Diuréticos.

Sobrecarga de Nitrógeno, provocada por: Hemorragia intestinal. Estreñimiento grave o por exceso de proteínas en la alimentación.

Desequilibrio electrolítico producido por: Hipopotasemia, Disminución del volumen de sangre circulante (hipovolemia) o Disminución del oxígeno o alcalosis.

Otros factores pueden ser: Enfermedades hepáticas sobreañadidas, Infecciones, o Intervenciones quirúrgicas.

Síntomas de Encefalopatía Hepática

Esta Encefalopatía se presenta de dos formas: aguda y reversible, o crónica y progresiva.

En el primer caso se implanta de forma brusca y el paciente puede volver a la normalidad anterior, una vez es tratado de forma adecuada.

Cuando la forma es crónica y progresiva, los síntomas neurológicos y el deterioro mental se van estableciendo poco a poco.

En ambos casos aparecen manifestaciones neurológicas tales como:

Déficits focales. Es típico el aleteo hepático o temblor aleteante.

Trastornos de la atención que pueden avanzar hacia alteración de la memoria, confusión, estupor y coma.

Combinaciones alternantes de temblor, rigidez, hiperreflexia y a veces convulsiones.

Alteraciones en el electroencefalograma.

Olor característico de aliento y orina.

Según la intensidad de la manifestación de los síntomas, se establecen cuatro grados de la enfermedad para interpretar la fase de evolución de menor a mayor gravedad.

A veces, esta hepatopatía se puede confundir con alcoholismo agudo con patologías como: intoxicación por sedantes, hematoma subdural y otras encefalopatías metabólicas.

Tratamiento

Está orientado a:

-Tratar los factores desencadenantes mediante la eliminación de sustancias tóxicas.

– Disminución del amoniaco y otras toxinas de la sangre.

– Eliminar proteínas de la dieta.

– Evitar el estreñimiento.

La absorción del amoniaco se disminuye con administración de lactulosa o de neomicina.

En cualquier caso hay que tratar manifestaciones tales como edema cerebral o cualquiera otra que se presente en el curso de la enfermedad.

 

El Tema: Encefalopatía Hepática, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna y Neurología. Colegiada Nº  49/556,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada