ene 11

EPOC o Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Causas

 

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica se trata de una obstrucción crónica al paso del aire a los  pulmones, de carácter progresivo, debido generalmente a una inflamación de las estructuras pulmonares.

Según los últimos estudios,  padecen la enfermedad entre un 9 y 10 % de la población mundial mayor de 40 años.

La padecen más los hombres que las mujeres, pero la prevalencia en éstas va en aumento progresivo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que esta enfermedad se va a convertir en la tercera causa de muerte en el mundo antes del año 2030.

Un problema importante respecto a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica es que se estima que entre un 60 y un 75 % de las personas que la padecen no están diagnosticadas.

Causas de la EPOC

Se considera que el tabaco es la principal causa de la EPOC en todo el mundo.

Hay personas que padecen esta enfermedad que poseen un factor genético conocido; es el defecto de la alfa 1-antitripsina.

En los niños influye el tabaquismo de la madre, si padecen asma o si sufren un gran número de infecciones respiratorias en la infancia para que, ya de adultos, puedan llegar a padecer EPOC.

Otra causa importante es tener antecedentes de tuberculosis pulmonar.

Tabaquismo pasivo, en hijos de padres fumadores o en personas que trabajaron en ambientes contaminados de humo del tabaco.

La exposición laboral continuada en ambientes con polvos y humos.

La contaminación atmosférica sobre todo de las grandes ciudades.

 Diagnóstico de la EPOC

Se realiza mediante Historia Clínica, la exploración general y sobre todo la pulmonar, del paciente, y sobre todo mediante una Espirometría.

Además se deben realizar una serie de pruebas diagnósticas para determinar otras patologías que puedan agravar o solapar a la EPOC.

Analítica general. En el hemograma suele aparecer anemia o poliglobulia asociadas.

Electrocardiograma para descartar cardiopatías añadidas.

Determinación de alfa 1-antitripsina sérica al menos una vez a lo largo de la vida del enfermo.

Se pueden realizar otras pruebas en casos graves o si existen complicaciones.

Estudio polimiográfico nocturno.

Ecocardiografía.

Evolución hemodinámica pulmonar.

Escáner de tórax.

Pletismografía para medir volúmenes pulmonares.

Cualquiera de estas pruebas  es solicitada a cada paciente según el criterio de su Médico.

Clasificación de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

Según la última normativa (GOLD) se admite la clasificación en  cuatro tipos de EPOC:

Estadio I.- Enfermedad Leve.

Estadio II.-Enfermedad Moderada.

Estadio III.- Enfermedad Grave.

Estadio IV.- Enfermedad Muy grave.

Evaluación de un paciente con EPOC.

En un paciente que sufre una Enfermedad Pulmonar obstructiva crónica hay que valorar los siguientes parámetros:

Los síntomas más o menos acentuados que presenta.

El grado de exposición al tabaco en cuanto a años durante los que fumó y número de cigarrillos diarios.

Si padece o no otras enfermedades.

Si ha sufrido hospitalizaciones por reagudización de la enfermedad y cuantas durante el año último.

Estado general, grado de afectación, etc.

Se ha de evaluar las pruebas que se le realizaron al inicio (cuando se le hizo el diagnóstico), tales como: Radiografías, gasometría arterial, analíticas, TAC,  etc.

Si está vacunado contra la gripe y la neumonía.

Si se le hacen o no espirometrías periódicas.

Se le han de dar consejos sobre cual debe ser su dieta adecuada, sobre los riesgos del tabaco en caso de que sea fumador activo o pasivo y sobre las técnicas adecuadas de inhalación de los aerosoles que utiliza en el tratamiento de su enfermedad.

Así mismo se deben evaluar su estado psico-social y la calidad de vida del paciente.

 Tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

Los objetivos del tratamiento de la EPOC  van a ser los siguientes:

Mejorar en lo posible el estado de salud del paciente.

Aliviar cuanto se pueda los síntomas.

Mejorar la tolerancia que  el paciente tenga al ejercicio.

Evitar en lo posible la evolución rápida de la enfermedad.

Prevenir y tratar las posibles complicaciones.

Prevenir y tratar las agudizaciones cuando se presenten.

Reducir la mortalidad.

Antes de poner tratamiento hay que valorar a cada paciente de forma individualizada, teniendo en cuenta los siguientes parámetros:

Los síntomas que presenta.

Los antecedentes clínicos personales y familiares.

Si padece otras enfermedades para las que toma otros fármacos.

El grado de discapacidad que tiene.

Su respuesta al tratamiento.

Por otra parte resulta obligado para el paciente con EPOC:

Dejar de fumar.

Hacer una dieta sana.

Llevar a cabo la vacunación contra la gripe y el neumococo.

Realizar ejercicio diario, según la capacidad de cada cual.

 

No comments yet.

Add a comment


+ 4 = cinco

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons