Entradas

23
Abr

 

Espalda

Buenas posturas de Espalda

Mantener buenas posturas que sean adecuadas para la salud de la Espalda

Para mantener la salud de la Espalda en primer lugares importante mantener una buena postura en cualquier situación.

Para ello se ofrecen las siguientes recomendaciones:

EN LA OFICINA

 El tiempo que se permanece en la oficina si se está frente al ordenador, la pantalla debe poder orientarse e inclinarse, situándose a unos 45 cm. de distancia, frente a los ojos.

El respaldo del asiento que se utilice debe tener una suave prominencia con el fin de mantener el centro de gravedad.

El teclado debe estar bajo, para no verse obligado a levantar los hombros, o se debe poder apoyar los antebrazos en la mesa.

Apoye completamente los pies en el suelo y procure mantener las rodillas al mismo nivel o por encima del nivel de las caderas.

Los codos y las muñecas deben estar rectos y alineados con el teclado, con el codo flexionado a unos 90º.

Es bueno levantarse cada 45 minutos aproximadamente, para dar unos pasos y cambiar de postura. Esto último, aún sentado, debe hacerse frecuentemente.

Lo adecuado es colocar más cerca de usted los objetos que utilice con mayor asiduidad y a más distancia los que utilice menos a menudo.

EspaldaPostura2

AL CONDUCIR UN COCHE

Al introducirse en el coche tras sentarse, adelante el asiento para alcanzar los pedales sin tener que estirar en exceso las piernas, y colóquese de tal forma que pueda apoyar cómodamente la espalda recta en el respaldo.

AL DORMIR

Lo mejor es utilizar para dormir un colchón firme y recto, aunque lo suficientemente mullido como para que se adapte a las curvas de su columna: un buen colchón debe prestar apoyo a toda la columna en general, no que unos puntos queden apoyados y otros no.

AL LEVANTARSE DE LA CAMA

Cuando intente levantarse de la cama lo primero gírese flexionando las rodillas. A continuación incorpórese de lado, ejerciendo fuerza con el brazo que está en contacto con la superficie de la cama hasta quedar en la posición de sentado. Una vez esté sentado con las piernas colgando y los pies apoyados en el suelo, ya puede incorporarse

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada