mar 26

Espondilitis Anquilosante

 

Espondilitis Anquilosante

La Espondilitis Anquilosante es una enfermedad crónica, inflamatoria y sistémica, es decir que afecta a todo el organismo.

La afectación va a ser predominantemente axial, o sea que afecta al sistema articular del eje del cuerpo.

Se trata de un proceso inflamatorio en articulaciones sacroiliacas y/o vertebrales que tras la inflamación evoluciona hacia la calcificación con lo que va dificultando progresivamente el movimiento de las articulaciones afectadas.

En esta enfermedad también se pueden afectar a otros órganos tales como:

   La Piel,  el Corazón,  los Pulmones, el Intestino, etc.

Diagnóstico de Espondilitis Anquilosante

Para poder hacer el diagnóstico de Espondilitis Anquilosante a un paciente, éste ha de reunir una serie de síntomas (o criterios) clínicos y radiológicos.

Criterios Clínicos

1.- El paciente va a presentar dolor lumbar y rigidez, durante más de tres meses, que empeoran con el ejercicio, pero que no se alivian con el reposo.

2.- También se acompaña de limitación de la movilidad de la columna lumbar sobre todo en los planos frontal y sagital.

3.- Así mismo puede haber una limitación de la expansión torácica (en relación a valores normales), o sea que el tórax no se expande al respirar como en las personas sanas.

Criterios Radiológicos

  • Sacroileítis grado  2, bilateral o en los dos lados del cuerpo.
  • Sacroileítis grado 3-4, unilateral o de un solo lado del cuerpo.

ALTERACIONES RADIOGRÁFICAS DE LAS ARTICULACIONES SACROILIACAS EN LA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE

Las alteraciones radiográficas de esta enfermedad se clasifican en varios grados que se enumeran a continuación:

GRADO O.  Normal o que no existen alteraciones radiográficas de ningún tipo.

GRADO 1.  En la radiografía aparecen imágenes sospechosas que consisten en una osteoporosis yuxtaarticular o alrededor de las articulaciones con imágenes de seudo-ensanchamiento de aquellas.

GRADO 2.  En la radiografía aparecen imágenes que indican la existencia de una sacroileítis mínima y que consiste en que se observan alternancia de erosiones del hueso con zonas de esclerosis reactiva  e incluso de pinzamiento articular.

GRADO 3.  Se observa una sacroileítis moderada o de grado 2, más avanzada que en el grado anterior, con formación de puentes óseos.

GRADO 4.  En las imágenes radiográficas aparece una anquílosis ósea,  es decir una fusión ósea completa, en este caso de las vértebras.

Comments (1)

Add a comment
  1. La sacroileitis en el postoperatorio suele ser pesada pero termina quitándose. No me dice cuanto tiempo hace que le operaron, pero si el dolor persiste más de 6 meses tras la intervención tendrían que volver a examinarle para descartar otra patología. Un saludo

    Responder

Add a comment


nueve − = 5

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons