Entradas

22
Abr

 

Esquizofrenia

Se trata de una enfermedad psiquiátrica considerada grave, cuyo  inicio puede ser brusco o puede ser muy lento, pero en la que suele existir una fase previa que puede durar alrededor de 2-3 años, en la que comienza a aparecer algún síntoma al que no se da importancia ni por parte del propio sujeto ni de sus familiares, pero que posteriormente, y mirando de forma retrospectiva aquello que se consideraron rarezas en su día, se cae en la cuenta de que podían ser los primeros signos de la enfermedad.

La evolución de la Esquizofrenia en cada paciente es muy variable. Así mismo es muy difícil de predecir el futuro en cuanto a capacidades laborales o sociales.

Si está comprobado que después de un primer episodio psicótico un porcentaje de alrededor del 14-20 %  de los pacientes se llega a recuperar totalmente.

La mayoría de los pacientes, aunque padezcan la enfermedad de forma crónica si siguen bien el tratamiento adecuado, no suelen presentar síntomas activos de brote y pueden realizar en el futuro una vida activa prácticamente normal o cercana a la normalidad.

También existe una forma residual de Esquizofrenia caracterizada por que el enfermo no va a presentar brotes o  síntomas agudos pero que conlleva  un gran deterioro funcional progresivo, por lo que va a tener grandes limitaciones laborales y sociales.

La Esquizofrenia afecta a alrededor de un 1 % de la población y afecta por igual al sexo femenino y el sexo masculino.

Está considerada por la OMS (Organización Mundial de la Salud como una de las diez primeras causas de discapacidad.

Se suele iniciar entre los 25 y los 28 años de edad. Pero puede haber casos de inicio más precoz (en la adolescencia) y otros casos, sobre todo en el sexo femenino, que se presenta en edades más tardías.

La enfermedad se caracteriza porque presenta dos grupos de síntomas (que se explicarán en posteriores publicaciones) que se conocen como síntomas positivos y síntomas negativos. Los pacientes que están afectados por mayor número de síntomas negativos en general tienen peor pronóstico y peor respuesta al tratamiento que en los casos en los que en el paciente predominan los conocidos como síntomas positivos.

 Criterios Diagnósticos de Esquizofrenia

A veces el diagnóstico de esta enfermedad no está claro. Porque se puede confundir en alguna de sus formas con otros trastornos de tipo psiquiátrico. Por ello con consenso de especialistas en psiquiatría se han elaborado una lista de criterios de los que si el paciente cumple una serie de ellos se le puede diagnosticar una Esquizofrenia.

Se van a valorar en estos pacientes de forma preferente los siguientes criterios:

A) Síntomas característicos de la enfermedad.

El paciente ha de presentar dos o más de los siguientes síntomas:

Ideas delirantes, que le sitúan fuera de la realidad.

Alucinaciones, que pueden ser o bien visuales como ver cosas que no existen mas que en su mente. Obien auditivas como oír voces que en ocasiones les dan órdenes. También puede haber alucinaciones olfatorias o táctiles. En el caso de que el paciente tenga alucinaciones auditivas se ha de averiguar si le dan órdenes de autodestruirse o de causar algún daño en su entorno.

Lenguaje desorganizado. Hablan de muchas cosas sin desarrollar una idea, saltando de un tema a otro.

Comportamiento o bien desorganizado con excesiva actividad que no tiene finalidad alguna. O bien de tipo catatónico que es una quietud y falta de movimientos extrema.

Síntomas negativos que pueden ser lo que se llama aplanamiento afectivo o que no saben mostrar afecto por nadie. O abulia, que son incapaces de tener iniciativa alguna.

B) Disfunción Socio-laboral.

Los síntomas les impiden realizar una vida laboral, familiar o social normales

C) Duración de los síntomas.

Persisten los síntomas durante al menos seis meses.

Si se ha tratado con éxito, no suele haber trastornos agudos pero sí  prodrómicos (de inicio de brote) y residuales.

D) Exclusión de trastornos Esquizo-afectivos o del estado de ánimo.

Para que se pueda realizar diagnóstico de Esquizofrenia previamente se debe excluir que se trate de trastornos de este tipo.

E) Exclusión de Consumo de sustancias y de Enfermedades orgánicas.

Así mismo se debe excluir que el sujeto consume sustancias que puedan inducir un trastorno psicótico o que padece enfermedades que lo causan.

F) Relación con un Trastorno Generalizado de desarrollo.

Si hay antecedentes de trastorno autista o de otros trastornos del desarrollo.

El diagnóstico de Esquizofrenia en estos casos sólo se hace si las ideas delirantes o las alucinaciones se mantienen un mes (o menos con tratamiento)

.

El Tema:  Esquizofrenia. Diagnóstico,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Neurología y Medicina Interna,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada