Entradas

22
Oct

Estenosis de la Válvula Mitral

Se conoce como Estenosis Mitral a una estrechez de dicha Válvula Mitral, con la consiguiente obstrucción a que  pase bien toda la sangre de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo del corazón.

La Válvula Mitral está formada por unas membranas, llamadas valvas, que se abren para dar paso a la sangre desde la aurícula y se cierran para que ésta no retroceda una vez que ha pasado al ventrículo

La Válvula Mitral en el adulto normal mide 4-6 centímetros cuadrados.

Si se estrecha hasta una medida de 2-2,5 cm2, aparecen síntomas al hacer esfuerzo intenso.

Cuando mide 1 cm2, hay síntomas al mínimo esfuerzo.

Esta Valvulopatía es más frecuente en el sexo femenino.

En países con clima templado comienza a dar síntomas alrededor de los 40 años.

En climas tropicales progresa más rápidamente y aparecen síntomas graves en menores de 20 años.

Cuando la Válvula Mitral se estrecha, se producen:

Engrosamiento de las valvas por fibrosis o calcificación. Fusión de las comisuras de la válvula.

Fusión y acortamiento de las cuerdas tendinosas que sujetan las valvas.

Estrechamiento del orificio en “boca de pez”.

Como consecuencia de la Estenosis, el paciente presentará:

Reducción del orificio mitral.

Aumento de la presión en Aurícula Izquierda, porque no puede salir toda la sangre.

Dilatación e hipertrofia de la Aurícula Izquierda. Aumento de la presión venosa pulmonar. Salida de líquidos hacia los pulmones.

Causas de Estenosis Mitral

Las más frecuentes son:

De origen reumático (40%)

Lesiones congénitas.

Trombos en la válvula.

Tumores cardiacos.

Síntomas de la Estenosis Mitral

Los pacientes que padecen esta valvulopatía suelen presentar:

Disnea (fatiga) a pequeños, medianos o grandes esfuerzos y tos, según el grado de afectación del paciente y en relación con el grado de Estenosis de la válvula.

Disnea al estar acostado cuando la lesión es más grave.

Edema o encharcamiento del pulmón.Image27847

Arritmias auriculares con taquicardias y fibrilación auricular.

Hemoptisis (sangre en el esputo)

Embolismos a diferentes niveles. Infecciones pulmonares de repetición.

Endocarditis infecciosa por bacterias, que van a agravar aún más la precaria situación de la válvula.

Signos de insuficiencia cardiaca derecha.

Congestión pulmonar. Cara pálida con cianosis en labios y mejillas.

Tensión arterial ligeramente baja.

Soplos con alteración de los ruidos cardiacos y chasquido de apertura de la válvula que el médico escucha al auscultar al paciente.

Diagnóstico de Estenosis Mitral

Se realiza mediante:

Historia clínica y exploración, especialmente por la auscultación cardiaca.

Electrocardiograma donde suele verse: Agrandamiento auricular. Fibrilación auricular en estadios avanzados. Desviación del eje eléctrico a la derecha.

Radiografía de tórax, donde se ve: Crecimiento de la aurícula derecha. Signos de congestión pulmonar. Derrame en las cisuras pulmonares e infiltrados alveolares.

Ecocardiograma con:

Agrandamiento de aurícula derecha.

Con el ecocardiograma se comprueba la Gravedad de la afectación cardiaca.

Estudio hemodinámico. Está indicado realizarlo cuando:

Se ha decidido intervenir quirurgicamente para reemplazar la válvula enferma.

En pacientes mayores de 45 años con antecedentes de dolor precordial, riesgo coronario y cuando se asocia la insuficiencia valvular con otras enfermedades.

Tratamiento

El objetivo es solucionar la obstrucción de la válvula, pero la mayoría de los pacientes se benefician de algunas medidas generales, previas a una intervención quirúrgica, tales como:

Profilaxis o prevención de enfermedades infecciosas, que podrían afectar a una válvula ya alterada.

No realizar esfuerzos que produzcan fatiga. El paciente ha de hacer el ejercicio físico que pueda tolerar sin que le suponga esfuerzo

Dieta hiposódica (poca sal) para prevenir una hipertensión arterial, así como medidas preventivas dirigidas a colesterol, glucosa etc.

Tratamiento y prevención de la fibrilación auricular con los fármacos que estén indicados en cada caso.

Tratamiento de la congestión pulmonar si la hubiera.

Prevención de embolismos con antiagregantes o anticoagulación, según las circunstancias de cada paciente.

Prótesis valvular.

Aunque la medicación y las medidas anteriores pueden contribuir a mantener al paciente estable  durante un tiempo, lo que va a resolver el problema de forma duradera es la sustitución de la válvula mediante intervención quirúrgica.

En pacientes ancianos esta patología valvular suele ser más grave porque aparecen con frecuencia:

Calcificaciones de cualquiera de las válvulas cardíacas.

Aurícula izquierda más dilatada, con los problemas que tal alteración implica.

Hipertensión pulmonar.

Menor tolerancia del paciente  a cualquiera de los síntomas presentes en su enfermedad.

Otras enfermedades asociadas, con las complicaciones que esto conlleva en una persona ya enferma.

Pese a los riesgos, está indicada la intervención quirúrgica, porque los resultados de la operación mejoran lo suficiente la calidad de vida como para que valga la pena el riesgo de que el paciente se someta a ella.

.

El Tema: Estenosis de la Válvula Mitral,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada