Entradas

22
Oct

Estenosis Mitral

Se conoce como Estenosis Mitral a una estrechez de dicha Válvula Mitral, con la consiguiente obstrucción a que  pase bien toda la sangre de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo del corazón.

La Válvula Mitral está formada por unas membranas, llamadas valvas, que se abren para dar paso a la sangre desde la aurícula y se cierran para que ésta no retroceda una vez que ha pasado al ventrículo

La Válvula Mitral en el adulto normal mide 4-6 centímetros cuadrados.

Si se estrecha hasta una medida de 2-2,5 cm2, aparecen síntomas al hacer esfuerzo intenso.

Cuando mide 1 cm2, hay síntomas al mínimo esfuerzo.

Esta Valvulopatía es más frecuente en el sexo femenino.

En países con clima templado comienza a dar síntomas alrededor de los 40 años.

En climas tropicales progresa más rápidamente y aparecen síntomas graves en menores de 20 años.

Cuando la Válvula Mitral se estrecha, se producen:

Engrosamiento de las valvas por fibrosis o calcificación.

Fusión de las comisuras.

Fusión y acortamiento de las cuerdas tendinosas que sujetan las valvas.

Estrechamiento del orificio en “boca de pez”.

Como consecuencia de la Estenosis, el paciente presentará:

Reducción del orificio mitral.

Aumento de la presión en Aurícula Izquierda, porque no puede salir toda la sangre.

Dilatación e hipertrofia de la Aurícula Izquierda.

Aumento de la presión venosa pulmonar.Image27847

Salida de líquidos hacia los pulmones.

Causas de Estenosis Mitral

Las más frecuentes son:

De origen reumático (40%)

Lesiones congénitas.

Trombos en la válvula.

Tumores cardiacos.

Síntomas de la Estenosis Mitral

Los pacientes que padecen esta valvulopatía suelen presentar:

Disnea (fatiga) a pequeños, medianos o grandes esfuerzos y tos, según el grado de afectación del paciente y en relación con el grado de Estenosis de la válvula.

Disnea al estar acostado cuando la lesión es más grave.

Edema o encharcamiento del pulmón.

Arritmias auriculares con taquicardias y fibrilación auricular.

Hemoptisis (sangre en el esputo)

Embolismos a diferentes niveles.

Infecciones pulmonares de repetición.

Endocarditis infecciosa por bacterias, que van a agravar aún más la precaria situación de la válvula.

Signos de insuficiencia cardiaca derecha.

Congestión pulmonar.

Cara pálida con cianosis en labios y mejillas.

Tensión arterial ligeramente baja.

Soplos con alteración de los ruidos cardiacos y chasquido de apertura de la válvula que el médico escucha al auscultar al paciente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada