ago 13

Fibrilación Auricular

 

 Fibrilación Auricular

Se trata de la Arritmia Cardiaca más frecuente.

Se cree que más de seis millones de europeos padecen Fibrilación Auricular y puede que vaya a doblarse la cifra en los próximos años debido al progresivo envejecimiento de la población.

Esta arritmia es  considerada una auténtica epidemia extendida entre las personas de los países desarrollados.

Se sabe que a pesar de que lleven un tratamiento correcto, los pacientes que sufren episodios de Fibrilación Auricular tienen acortadas sus expectativas de vida y sobre todo tiene un mayor riesgo que la población general de padecer accidentes cerebro-vasculares o ictus.

Clasificación de la Fibrilación Auricular

Dependiendo de una serie de características de esta arritmia, se va a clasificar de la forma que se expone a continuación.

-Fibrilación Auricular diagnosticada por primera vez. 

Como su nombre indica se trata de un primer episodio de Fibrilación Auricular en un paciente.

-Fibrilación Auricular paroxística.

La principal característica de este tipo de Fibrilación, es que suele desaparecer de manera espontánea dentro de las primeras 48 horas de su aparición.

Si no desaparece en ese plazo y se prolonga durante más tiempo, es difícil que revierta o que el paciente deje de padecerla de forma espontánea.

-Fibrilación Auricular persistente.

Se denomina de esa forma a la Fibrilación Auricular que  dura un período superior a siete días.

Para que revierta o hacerla desparecer se precisa realizar al paciente una cardioversión farmacológica a base de medicamentos antiarrítmicos o una cardioversión eléctrica si el anterior tratamiento fracasa.

-Fibrilación Auricular persistente de larga duración.

Es aquella Fibrilación que dura más de un año.

-Fibrilación Auricular permanente.

En este caso y como su nombre indica la arritmia está presente de forma crónica.

Diagnóstico de la Fibrilación Auricular

Por el Trazado Electrocardiográfico y la auscultación del paciente.

Figura9

Tratamiento de la Fibrilación Auricular

El tratamiento es de manera preferente con los conocidos como fármacos antiarrítmicos. Los fundamentales van a ser los fármacos betabloqueantes.

Además de la terapia antiarrítmica se puede añadir fármacos anticoagulantes según el riesgo que pueda correr el paciente de sufrir accidentes vasculares.

Si el tratamiento farmacológico no es efectivo se realiza cardioversión eléctrica cuando esté indicada, que es si el paciente está inestable bajo el punto de vista hemodinámico.

No comments yet.

Add a comment


− 3 = seis

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons