Entradas

16
Abr

 

Fibrilación Auricular

Síntomas de la Fibrilación Auricular.

La mayoría de los pacientes suelen referir, al hacerles la historia clínica:

Palpitaciones continuas, incluso durante la noche.

En ocasiones dolor suave en el pecho.imagesfi

Mareo inespecífico, pérdida de conocimiento de escasos segundos de duración, con caída al suelo o Síncope,.

Disnea o fatiga al respirar si las palpitaciones son muy rápidas y de larga duración.

Estudio de un paciente con Fibrilación Auricular

Ante un paciente que presenta el primer episodio de la Fibrilación Auricular, se deben hacer:

Historia clínica exhaustiva.

Con valoración minuciosa de los síntomas que refiere.

Especificación de la frecuencia y la duración aproximada de los episodios de palpitaciones.

Aclarar las causas que las desencadenan o las frenan, en el caso de que las hubiera.

Analítica completa con hemograma y bioquímica, en la que se  incluirán pruebas tiroideas.

Radiografía simple de tórax, anteroposterior y lateral.

Electrocardiograma.

Valoración por un especialista en Cardiología cuando esta consulta esté indicada.

Una vez que el paciente es visto por el cardiólogo, este  dispone de una serie de pruebas que se van a realizar en función de la indicación que tengan en cada caso individual. Estas pruebas diagnósticas son:

Ecocardiograma.  Prueba de esfuerzo.  Holter

Complicaciones de la Fibrilación Auricular

Las complicaciones posibles que aparecen con mayor frecuencia van a ser:

Insuficiencia Cardiaca.

Tromboembolismos.

Tratamiento de la Fibrilación Auricular

Los objetivos básicos del tratamiento de esta patología van a ser: Control del ritmo, control de la frecuencia cardiaca. y la prevención de posibles tromboembolismos.

– Control del ritmo.

Se puede realizar una cardioversión farmacológica para lo que se utilizan Amiodarona, Flecainida o propefenona.

Si fracasa, se ha de valorar la posibilidad de hacer una cardioversión eléctrica.

– Control de la frecuencia cardiaca. Se realiza con:

Calcioantagonistas.

Betabloqueantesn(contraindicados en pacientes asmáticos).

Digoxina + betabloqueantes.

Digoxina + Diltiazem.

Dronedarona.( Recientemente comercializada en España).

– Prevención de tromboembolismos, para lo que se lleva a cabo un tratamiento antitrombótico.

Este tratamiento debe estar basado en criterios de riesgo.

Bajo riesgo: Tratamiento con ácido acetil-salicílico (75-300 mgr/día).

Riesgo intermedio: Acetilsalicílico o antitrombóticos en función de las posibles complicaciones.

Riesgo alto o muy alto: Anticoagulación crónica con antitrombóticos para mantener el INE entre 2 y 3 (Objetivo 2,5)

El principal problema de la utilización de anticoagulantes es que hay que hacer controles constantes para ajustar la dosis.

Los nuevos fármacos antitrombóticos superan este último inconveniente.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada