nov 17

Fiebre. Causas. Consejos para su Tratamiento

 

Fiebre

La Fiebre es un aumento temporal de la temperatura del cuerpo.

Un niño tiene Fiebre si su temperatura es de:

38º C  rectal.

37,5º C en la boca.

37,2º C en la axila.

Un adulto tiene Fiebre si su temperatura axilar supera los 37,2-37,5º C, dependiendo de la hora del día.

El control de la temperatura corporal en los seres humanos, se lleva a cabo en una zona del cerebro llamada hipotálamo.

La temperatura corporal sigue un ritmo circadiano (día-noche) con un pico máximo vespertino, entre las 16 y las 20 horas, y un mínimo entre las 2 y las 4 de la madrugada.

En las mujeres es normal que la temperatura aumente medio grado en la segunda parte del ciclo menstrual, después de la ovulación.

La temperatura puede aumentar con la actividad física, las emociones, comidas fuertes, ropas gruesas, temperatura ambiental alta y la humedad elevada.

¿Cómo se produce la Fiebre?

La temperatura corporal se regula en el hipotálamo que envía órdenes para mantenerla más alta o más baja a través de los siguientes mecanismos:

La circulación sanguínea: La sangre que circula por los capilares de la piel se enfría.

El metabolismo: Un aumento de éste produce calor.

La musculatura: Temblores o espasmos musculares (tiritona) dirigidos a producir calor.

La sudoración: El sudor al evaporarse enfría el organismo.

Causas de la Fiebre

La Fiebre es, entre otras cosas, un sistema de aviso del organismo de que algo anda mal y un mecanismo de defensa contra las infecciones.

La mayoría de las infecciones por virus y bacterias cursan con Fiebre, pero también aparece Fiebre en otras enfermedades.

Las causas más comunes de la Fiebre son:

1.- Enfermedades

Enfermedades respiratorias: Faringitis, laringitis, amigdalitis, bronquitis, etc.

Infecciones por virus o bacterias: Meningitis, gripe, resfriado, neumonía, tuberculosis, cistitis, infecciones renales, otitis, sinusitis, etc.

Inflamaciones e infecciones del aparato digestivo: Gastroenteritis, inflamaciones intestinales, apendicitis, etc.

Intoxicaciones alimentarias.

Vasculitis.

Sida.

Enfermedades reumáticas y del sistema inmunitario: Síndrome de Reiter, lupus eritematoso diseminado, enfermedad de Graves, esclerosis múltiple, etc.

Flebitis.

Cáncer, leucemia, linfomas.

Hipertermia central por desequilibrio del funcionamiento hipotalámico por tumor cerebral, traumatismo craneal, infarto cerebral, encefalitis, etc.

2.- Medicamentos

Algunos medicamentos pueden producir Fiebre como los antihistamínicos y los anticonvulsivantes.

También existe una Hipertermia maligna por anestésicos.

3.- Temperatura ambiente elevada

Golpe de calor.

Insolaciones.

4.- Demasiada ropa y demasiado calor en la habitación eleva la temperatura corporal, sobre todo en niños.

Función de la Fiebre

El organismo recurre a aumentar la temperatura (Fiebre) para tres fines fundamentales:

  • Crear unas condiciones de calor en su interior en las que no puedan desarrollarse bacterias y virus que pueden haberle invadido, pues estos microorganismos acostumbran a sobrevivir a no más de 37º C.
  • Que la temperatura sea adecuada para que se ponga en marcha el sistema inmunitario y se desarrollen los anticuerpos, pues a más temperatura van a proliferar mejor los glóbulos blancos, que son los encargados de elaborar las defensas del organismo.
  • Por que a temperatura más elevada va a aumentar el aporte de sangre a la zona afectada con lo que se producen en ese lugar más glóbulos blancos y se establece antes el sistema defensivo.

Consejos para tratar la Fiebre

Si la Fiebre es leve (febrícula)  y no hay ningún otro problema añadido, generalmente se soluciona con descanso y tomando abundantes líquidos.

La Fiebre debe tratarse en primer lugar con reposo.

No se debe abrigar demasiado a quienes tiene temperatura elevada. Hay que quitar el exceso de ropa de la cama o la personal del paciente. La habitación  ha de estar a una temperatura media, ni demasiado caliente ni fría en exceso.

Es mejor utilizar ropa, incluidas sábanas, de algodón que absorben la humedad, mejor que las ropas de fibra.

Se debe mantener la habitación bien ventilada.

Mojar con una toalla húmeda y fría la frente y el pecho del enfermo cuando esté subiendo la temperatura.

Se la puede dar un baño tibio después de suministra el antitérmico al enfermo.

No es adecuado utilizar baños fríos ni fricciones de alcohol.

Suministrar muchos líquidos (agua, zumos, etc.) para que el paciente con Fiebre esté bien hidratado.

No dar aspirina ni derivados de ácido acetilsalicílico a niños ni a adolescentes.

No administrar estimulantes  como el café, el té o cola, porque van a hacer orinar demasiado y por tanto va a perder líquido.

Pautas de Tratamiento de la Fiebre

Se puede administras Paracetamol e ibuprofeno, indistintamente. Estos fármacos van a ayuda a reducir la Fiebre tanto en niños como en adultos.

Si existe Fiebre persistente o Fiebre elevada, es necesario consultar a un médico.

.

El Tema: Fiebre. Causas. Consejos para su Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  Colegiada  Nº  49/  556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

No comments yet.

Add a comment


− 7 = dos

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons