jun 2

Flemón Dental

Flemón Dental

El Flemón o Absceso Dental es un depósito de pus o de material infectado en la encia, producido por una infección bacteriana de la raíz de un diente o de una muela.

La pieza dental suele estar previamente dañada por algún traumatismo, por caries o por periodontitis o piorrea.

Las aberturas en el esmalte dental por cualquiera de estas causas, permiten que entren las bacterias e infecten la pulpa dental que es el centro del diente.

A medida que la infección aumenta busca salida hacia los tejidos blandos del entorno que se inflaman de manera evidente y va a formar lo que conocemos como Flemón Dental.

Síntomas

El síntoma principal es el dolor intenso de la zona donde está localizado el Flemón.

Este dolor se puede describir como intenso, agudo, punzante y a veces pulsátil.

El signo más evidente es la inflamación, visible a simple vista, en la zona de la cara que corresponde al lugar donde se desarrolla la infección dental.

Otros síntomas que pueden aparecer son:10

Malestar general importante.

Fiebre, que puede ser elevada o simple febrícula.

Dolor al masticar alimentos.

Mal aliento y mal sabor de boca.

Ganglios del cuello inflamados.

Sensibilidad de los dientes al calor o al frío.

Inflamación de la encía sobre la pieza que tiene la inflamación.

Diagnóstico

Por inspección visual, si está la cara inflamada.

Por inspección, por parte del odontólogo, de dientes, boca y encías para la localización de la pieza o piezas infectadas.

Como métodos auxiliares están la exploración de las piezas dentales y las radiografías de la zona.

Tratamiento del Flemón Dental

El tratamiento tiene como objetivo eliminar la infección, preservar la pieza o piezas dentales afectadas y prevenir posibles complicaciones.

La infección se trata con antibióticos a dosis elevada y durante el tiempo que sea necesario.

El dolor y la inflamación se tratan con analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos.

Los enjuagues bucales con productos específicos o con agua tibia y sal, pueden aliviar el mal sabor de boca y el mal aliento.

Se puede necesitar cirugía para drenar el absceso, tratar los conductos o extraer la pieza afectada en caso de que sea imposible conservarla.

Los abscesos sin tratamiento pueden empeorar y llevar a graves complicaciones.

Posibles Complicaciones de un Absceso Dental

Propagación de la infección a los tejidos blandos. Pérdida de la pieza dental.

Propagación de la infección a la mandíbula (osteomielitis) con infección del hueso.

Infección general de la sangre o sepsis.

Si existe sepsis, la infección se puede propagar a otras áreas del cuerpo causando abscesos cerebrales, neumonías, endocarditis, etc., que son complicaciones potencialmente mortales.

Prevención

La más importante es la higiene bucodental adecuada depués de las comidas.

Visitas periódicas al dentista para detectar los problemas dentales lo antes posible y darles solución antes de que se compliquen.

No comments yet.

Add a comment


6 − cuatro =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons