Entradas

25
Dic

 

Gastritis Agudas

Recibe el nombre de Gastritis  la inflamación de la mucosa gástrica.

No es una enfermedad única sino que se trata de un grupo de alteraciones con distintas causas y diferentes peculiaridades clínicas e histológicas, que tienen en común la inflamación de la mucosa gástrica.

Las Gastritis se diferencian entre ellas por las siguientes características:

  • El tipo anatomopatológico de las lesiones.
  • El carácter agudo o crónico de los síntomas.
  • Las diferentes causas.
  • La distribución anatómica de las lesiones.

Gastritis Aguda

La forma más grave de gastritis es la Gastritis Aguda hemorrágica, también llamada Gastritis por estrés.

Suele estar asociada a la ingesta de algunos fármacos o a enfermedades graves, como traumatismos, insuficiencia renal o hepática agudas, grandes quemados, septicemias, etc.

Se calcula que entre el 80 y el 90% de pacientes en estado crítico, hospitalizados en cuidados intensivos, va a presentar este tipo de Gastritis si no se hace tratamiento preventivo inmediato.

El síntoma principal es una hemorragia digestiva que puede variar de escasa pérdida de sangre a una hemorragia masiva grave.

No es frecuente que los pacientes presentes dolor epigástrico espontáneo a la palpación.

Por la pérdida de sangre pueden aparecer hipotensión palidez o taquicardia.

El diagnóstico se realiza por los síntomas y mediante gastroscopia,

El tratamiento ha de ser fundamentalmente preventivo, combatiendo las enfermedades asociadas y con las medidas de sostén del paciente necesarias. Además de suministrar medicamentos tipo omeprazol y antiácidos.

Generalmente los pacientes responden bien a este tratamiento pero en alguna (raras) ocasiones se tiene que recurrir a tratamiento quirúrgico.

Gastritis Aguda asociada a Helicobacter Pylori

El Helicobacter Pylori es una bacteria responsable en muchos casos tanto de úlceras como de Gastritis Aguda o crónica.

Es una Gastritis en la que apenas aparece erosión de la mucosa ni hemorragias. Cuando las hay, son pequeñas.

El bacilo no desaparece nunca espontáneamente.

Los síntomas son molestias gástricas, a veces inespecíficas, pero contínuas.

La respuesta a antiácidos, ranitidina u omeprazol es temporal.

Solo se erradica la bacteria con el tratamiento antibiótico adecuado, sumado a la toma de omeprazol o pantoprazol.

Se calcula que se reproduce en el 40-60% de los casos, tras hacer tratamiento.

Gastritis Erosiva Enteropática

Es una forma rara de Gastritis en la que aparecen erosiones múltiples en la mucosa gástrica, en ausencia de factores desencadenantes conocidos.

Los pacientes pueden tener náuseas, vómitos, anorexia, molestias abdominales altas. Con menos frecuencia hay hemorragia, anemia y pérdida de peso.

Cede a tratamiento con ranitidina y/o omeprazol.

Se diagnostica mediante endoscopia. Se debe hacer biopsia y examen anatomopatológico para descartar carcinoma o una enfermedad de Crohn.

No suele haber recaídas una vez que las lesiones han curado.

 

El Tema: Gastritis Aguda,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martin.  Especialista en Medicina Interna.  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:  www.tumedicoalteleono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada