Entradas

28
Dic

 

Gastritis Crónicas

Como su nombre indica, se trata de una inflamación e irritación de la mucosa gástrica crónica y continuada en el tiempo.

Ha disminuido notablemente su incidencia en las últimas décadas debido a la aparición y uso de los fármacos agonistas de los receptores H2.

Hay una forma de Gastritis superficial en la que únicamente se inflama la parte superficial de la mucosa. Y una Gastritis atrófica en la que la inflamación afecta a toda la mucosa en profundidad.

Sobre la Gastritis puede aparecer una metaplasia, que es el término que se utiliza cuando las glándulas del estómago se convierten en glándulas parecidas a las del intestino delgado. Esta alteración puede llegar a malignizarse.

Las Gastritis Crónicas se clasifican como Tipo A y Tipo B.

La Gastritis Tipo A es la forma menos frecuente, y la que puede dar lugar a anemia perniciosa.

Aparecen con frecuencia anticuerpos contra las células parietales del estómago, lo que hace suponer que esta Gastritis podría estar desencadenada por un mecanismo autoinmune.

La Gastritis Tipo B es la forma más común de Gastritis Crónica.

En jóvenes afecta más al antro y en personas mayores afecta a todo el estómago.

Es más frecuente a más edad y la mayor incidencia ocurre a partir de los 70 años.

Parece que es causada por la bacteria Helicobacter Pylori en la mayor parte de los casos, aunque en otras ocasiones la causa puede ser el reflujo crónico de secreciones pancreático-biliares o de ácidos biliares.

En general estas Gastritis responden bien al tratamiento con fármacos tipo ranitidina u omeprazol. Si la causa es el Helicobacter Pylori se añade tratamiento antibiótico.

Otros tipos de Gastritis Crónicas van a ser:

Gastritis Eosinofílica. Es una gastritis crónica en la que aparece una infiltración de eosinófilos en la pared del estómago.

Gastritis de MENETRIER. Es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de grandes y retorcidos pliegues gástricos con engrosamiento de la mucosa, que pueden estar localizados en una zona o diseminados por todo el estómago.

El síntoma más frecuente es el dolor epigástrico seguido de anorexia, náuseas y vómitos.

Es poco frecuente la hemorragia gástrica  pero sí se pierden proteínas en abundancia.

Gastritis Granulomatosa. Es una forma de gastritis crónica que puede ser producida por distintas enfermedades generalizadas, como la enfermedad de Crohn, sífilis, tuberculosis, candidiasis o histoplasmosis.

Gastritis por agentes corrosivos.

Son gastritis producidas por diversos agentes corrosivos.

Dependiendo de la dosis y de la concentración de los agentes, las lesiones pueden ser desde una ligera irritación a una necrosis de tejidos. Una complicación frecuente es la hemorragia y perforación de estómago.

Son lesiones agudas en principio, pero pasado el tiempo se van a hacer crónicas.

El tratamiento de la ingesta de ácidos consiste en administración de agua y antiácidos más las medidas generales que sean necesarias en cada paciente concreto.

Gastritis infecciosas

Pueden ser producidas por estreptococo proteus, escherichia coli, virus del herpes simple o citomegalovirus.

Gastritis por cirugía gástrica previa.

Son las Gastritis que con frecuencia aparecen a continuación de una cirugía de estómago.

El diagnóstico de las Gastritis en general se realiza por gastroscopia y con estudio anatomopatológico para diferenciar los distintos tipos de Gastritis.

El Tratamiento se lleva a cabo con antiácidos, ranitidina, omeprazol, etc. Más las medidas o fármacos adecuados dependiendo del tipo de Gastritis y de sus causas.

.

El Tema: Gastritis Crónicas,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada