may 21

Gingivitis. Diagnóstico

Gingivitis

Diagnóstico de Gingivitis

Esta enfermedad puede iniciarse y progresar de manera lenta sin apenas producir síntomas.

En algunas personas la enfermedad es generalizada en todas las encías, en otras afecta únicamente a la superior o a la inferior, y en otras sólo se altera una zona muy localizada de una encía.

El diagnóstico lo realiza el especialista en odontología, en primer lugar por examen directo de la boca al observar:

Encías rojas, brillantes, inflamadas y que sangran con facilidad.

Encías muy sensibles al tacto y que se retiran hacia atrás fácilmente al presionar.

Cambios en la forma del encajado de los dientes.

Se pueden realizar además radiografías para determinar si hay daño del hueso, alrededor de los dientes.

Diferencias entre Gingivitis y Periodontitisimages

Normalmente la Gingivitis precede a la periodontitis. Toda Gingivitis no tratada de forma adecuada puede progresar a periodontitis.

La periodontitis es una enfermedad bucal más grave y con mayores secuelas que la Gingivitis.

La Gingivitis tiene las características descritas al hablar de los síntomas y del diagnóstico de la misma.

La periodontitis va a aparecer cuando la placa de bacterias y restos (sarro) comienza a profundizar y a crecer debajo de la línea de las encías y empiezan a dañar el hueso y toda la estructura de soporte de las piezas dentales, con lo que éstas se aflojan, se mueven y se puede llegar a la pérdida definitiva de las mismas.

Tratamiento de la Gingivitis

El objetivo del tratamiento es reducir la inflamación y eliminar las placas bacterianas y de sarro, si los hubiera.

El odontólogo o el higienista dental llevarán a cabo una limpieza dental profesional para la que usará diversos instrumentos para liberar y remover los depósitos anormales interdentales.

La limpieza dental profesional se recomienda realizarla dos veces al año, o con más frecuencia, si ya hay enfermedad periodontal.

Se recomienda la reparación de dientes desalineados o remplazo de aparatos dentales que estén irritando las encías.

Sanear caries y tratar cualquier otra enfermedad bucal o que tenga relación con la Gingivitis.

Uso de enjuagues peribucales antibacterianos y sobre todo llevar a cabo una higiene bucal cuidadosa y diaria durante toda la vida.

Posibles complicaciones de la Gingivitis

Reaparición de la Gingivitis tras estar curada.  Periodontitis.

Infección o absceso de encías y huesos maxilares.  Gingivitis ultranecrosante aguda.

Prevención de Gingivitis

Así como la periodontitis es una enfermedad irreversible, la Gingivitis tiene curación si se trata de forma adecuada y a su debido tiempo.

Lo mejor es hacer una prevención adecuada mediante los siguientes pasos:

Si es fumador, dejar el tabaco. El fumador tiene siete veces más posibilidades de padecer enfermedades bucales que un no fumador. Por otro lado el tabaco hace que los tratamientos aplicados sean menos efectivos.

Mantener una dieta equilibrada, abundante en antioxidantes (vitaminas E y C).

Evitar apretar y rechinar los dientes mediante el uso de férula nocturna si fuera necesario.

Evitar el estrés pues este disminuye la inmunidad y por tanto la capacidad para luchar contra las infecciones.

Sobre todo llevar una higiene bucal rigurosa y diaria.

No comments yet.

Add a comment


+ tres = 6

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons