dic 2

Glándulas Suprarrenales. Tumores

Glándulas Suprarrenales

Tumores de las Glándulas Suprarrenales

Cuando se descubre una masa tumoral suprarrenal de forma casual, se suele llamar Incidentaloma y el hallazgo se debe a la realización de cualquier prueba diagnóstica de imagen (ecografía, TAC o Resonancia Magnética) por cualquier otro motivo.

La incidencia de estos hallazgos ha ido aumentando a medida que mejoraba la calidad de las técnicas diagnósticas.

Causas de una Masa Suprarrenal

Las causas de estas masas pueden ser muy variadas.

Lo primero que se debe tratar de diferenciar es si se trata de un Tumor benigno, maligno o si se trata de metástasis.CDR748084-750

Los Tumores Suprarrenales son raros. Las metástasis de los Tumores de pulmón, mama o gastrointestinales suponen el 25 – 30 % de las masas suprarrenales de más de 3 centímetros. Las lesiones inferiores a ese tamaño suelen ser benignas.

Los Tumores más frecuentes van a ser:

Adenomas corticales. Carcinomas corticales.

Feociomocitomas.

Ganglioneuromas. Mielolipomas.

Adenolipomas.  Metástasis. Quistes.

En general la presencia de una masa en la glándula suprarrenal se caracteriza porque no da síntomas llamativos. Si se hace muy grande puede producir dolor o síntomas relacionados con la compresión de estructuras cercanas.

Carcinoma Córtico-Suprarrenal

Se trata de un Tumor raro.

Suele aparecer alrededor de los 40 años de edad.

En estadios iniciales es potencialmente curable, pero cuando se diagnostica suele estar infiltrado en otros órganos.

Estos cánceres pueden ser funcionantes, si segregan hormonas, o no funcionantes, si no las segregan.

Parece que el 60-80 % de los casos son funcionantes.

Síntomas

Si producen hormonas suprarrenales, se detectan antes.

Si son hipofuncionantes, en ocasiones el primer signo es la aparición de una masa palpable en el abdomen y dolor en la zona.

Si es funcionante, se puede manifestar mediante un síndrome de Cushing, hiperaldosteronismo, exceso de estrógenos, etc, dependiendo del tipo de hormonas que segreguen.

Como síntoma general, se puede acompañar de fiebre, pérdida de peso, disnea o hematuria.

Diagnóstico

Se realiza mediante las pruebas de función de las glándulas suprarrenales, ya descritas en una publicación anterior de este blog, y por pruebas de imagen (TAC, y Resonancia Magnética).

Clasificación del Cáncer Suprarrenal. Etapas

La clasificación en etapas del cáncer ayuda en el momento de decidir el tratamiento:

Etapa I. El cáncer mide menos de 5 cm y no se ha diseminado a los tejidos próximos.

Etapa II. El cáncer mide más de 5 cm y no se ha diseminado a los tejidos de alrededor.

Etapa III. El tumor se ha diseminado a tejidos y ganglios linfáticos próximos.

Etapa IV. El tumor se ha diseminado a tejidos y ganglios próximos y a órganos alejados, en otras partes del cuerpo.

Recurrente. El cáncer vuelve a aparecer después de haber sido tratado. Puede reaparecer en la glándula o en cualquier otra parte del cuerpo.

No comments yet.

Add a comment


ocho − = 4

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons