mar 25

Hemorragia Subaracnoidea

 

Hemorragia Subaracnoidea

La Hemorragia Subaracnoidea (HSA) se define como la presencia de sangre en el espacio subaracnoideo y en las cisternas de la base del cerebro.

Se trata de una urgencia neurológica que conlleva una morbi-mortalidad elevada.

Representa el 5% del total de la patología vascular cerebral.

La prevalencia se calcula que es de alrededor de 10 casos nuevos cada 100.000 personas, cada año.

La mortalidad se estima que es sobre el 24%. En la última década ha mejorado (anteriormente la mortalidad era del 45-50%) debido a una mayor rapidez en el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes con esta patología.

El 75-80% de los casos se debe a rotura de un aneurisma intracraneal que en la mayoría de los64v32n07-13126442fig09 pacientes es único y en un 10-15% de los pacientes es múltiple.

Otras causas posibles de Hemorragia Subaracnoidea son los tumores  cerebrales, las malformaciones arteriovenosas o los traumatismos craneoencefálicos.

En un 15% de los casos no se llega a encontrar la causa del sangrado.

La frecuencia de la Hemorragia Subaracnoidea disminuye con la edad.

En un 45% del total de los casos sucede entre 35 y 44 años. Entre los 45 y los 54 años ocurre el 13%. Entre los 65 y 74 años, el 4%.

Alrededor del 10-15% de los pacientes con Hemorragia Subaracnoidea no llega vivo al hospital.

Factores de Riesgo de Hemorragia Subaracnoidea

Existen una serie de  factores de riesgo de este tipo de hemorragia. Unos son no modificables y otros son modificables:

Factores de Riesgo Modificables

Son aquellos sobre los que se puede actuar, tales como:

Hipertensión.

Índice de masa corporal bajo.

Tabaquismo. El riesgo de Hemorragia Subaracnoidea permanece aún después de haber abandonado el tabaco

Alcoholismo crónico.   Consumo de otras drogas, como cocaína o anfetaminas.

Relación estacional. Parece que son más frecuentes estas patologías en primavera e invierno debido a los cambios bruscos de la presión atmosférica.

La bajada de estrógenos en las mujeres posmenopáusicas.

Factores No modificables

Sexo. La Hemorragia afecta 1,6 veces más al sexo femenino que al sexo masculino.

Edad. Como ya se apuntaba, es más frecuente entre 35 y 50 años. La frecuencia disminuye con la edad.

Genética. Un 10% son genéticos y se asocian a patologías como la enfermedad poliquística renal y el Síndrome de Ehlers-Danlos tipo IV.

Coartación de aorta.

 

No comments yet.

Add a comment


− siete = 2

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons