Entradas

08
Jun

 

Hepatitis  A

La Hepatitis A es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la Hepatitis A, caracterizada porque debido a esa infección se va a producir una inflamación aguda del hígado.

Este tipo de Hepatitis no se hace crónica ni va a causar un daño permanente en el hígado.

Si padece esta Hepatitis, el sujeto queda inmunizado de forma permanente para esta enfermedad, o sea que no la volverá a padecer en toda su vida.

La transmisión se produce por agua y por alimentos contaminados por el virus.

Puede ser importada de algunos países cuando se viaja a zonas de alto riesgo.

La vacuna contra la Hepatitis A es actualmente la mejor protección contra la enfermedad.

Cada año se producen alrededor de 1,4 millones de casos en el mundo.

La enfermedad está estrechamente asociada a malos hábitos higiénicos y a un saneamiento deficiente.

A veces surge de manera epidémica de rápida propagación (pandemia). El brote aparecido en Shangai en 1988 afectó a unas 300.000 personas.

La hepatitis A no provoca estado de portador a quien la ha padecido.

Se suele presentar en el mundo de manera cíclica.

Puede llegar a tener consecuencias económicas y sociales importantes,  relativas a la normalidad de actividades laborales y/o escolares, y en cuanto a establecimientos de comidas posiblemente contaminadas.

Transmisión de la Hepatitis A

Como ya se ha señalado se transmite por vía oro-fecal (alimentos, agua, etc)

Factores de Riesgo

Los más frecuentes e importantes van a ser:

Convivencia con personas infectadas.

Convivencia de niños en guarderías y colegios.

Viajar a países donde la enfermedad es endémica.

Cuadro Clínico (síntomas) de la Hepatitis A

La persona infectada puede sentirse como si tuviera una gripe, o bien, puede no tener ningún síntoma.

Cuando se presentan los síntomas típicos de la enfermedad, suelen aparecer de forma brusca, dolor en el lado derecho del abdomen acompañado de ictericia de piel y de conjuntivas (piel y ojos amarillos). La orina es oscura y las heces de color blanquecino.

También pueden aparecer:  náuseas, vómitos, picor generalizado, fiebre más o menos elevada, fatiga y pérdida de apetito.

La mayor parte de las personas se va a recuperar al cabo de varias semanas, sin sufrir complicaciones.

Diagnóstico de la Hepatitis A

Se debe sospechar la existencia de esta enfermedad en alguien que padece los síntomas descritos en la anterior publicación, cuando además se conoce que tiene antecedentes de contacto con individuos que la padecen.

Por la clínica (síntomas).

Detección en el análisis de sangre de anticuerpos anti-VHA.

Suelen estar elevadas en sangre las transaminasa, la gamma GT y la fosfatasa alcalina.

Se ha de hacer diagnóstico diferencial según la edad del sujeto, sobre todo en lactantes y en la infancia.

Pronóstico de la Hepatitis A

El virus desaparece por completo del cuerpo una vez pasada la enfermedad.

Más de un 85% de las personas con Hepatitis A se recupera totalmente en tres meses y casi todos los demás en un periodo de seis meses.

Hay bajo riesgo de muerte. Generalmente es mayor en ancianos y las personas que ya padecen una enfermedad hepática crónica.

Por lo general no hay complicaciones.

Solamente uno de cada diez mil casos puede convertirse en hepatitis fulminante, que llega a ser mortal.

Tratamiento de la Hepatitis A.

No existe un tratamiento específico. Solamente hay  tratamiento sintomático.

-Reposo durante la fase aguda.

-Evitar consumo de alcohol y cualquier sustancia tóxica para el hígado.

-Buena hidratación.

-Consumo de frutas y glúcidos.

-Medicamentos para aliviar dolor y fiebre (evitar el paracetamol).

La recuperación depende de la edad y estado general de salud del individuo.

-La mayoría de las personas se recuperan sin intervención médica, con cuidados generales

Prevención

-La vacuna contra la Hepatitis A. La vacunación completa se realiza con tres inyecciones en el plazo de un año. Los niños la reciben  después de haber cumplido los dos años.

-Si se viaja a países endémicos, vacunarse antes de viajar.

-Lavarse las manos antes de preparar alimentos y antes de comer.

-Beber agua embotellada en países de riesgo, no usar cubitos de hielo ni lavar fruta y verdura con agua del grifo.

-Evitar carnes y pescados crudos.

-No comprar alimentos a vendedores callejeros.

-Si no hay disponibilidad de agua embotellada, hervir la local.

-Prevención higiénica en guarderías y colegios.

-Lavar las manos después de usar el sanitario y antes de las comidas

 

 El Tema:  Hepatitis A. Transmisión. Factores de riesgo. Síntomas,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna, Colegiada  Nº  49  / 556,  para publicar en:     www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada