ene 15

Hipocondría. Hiponcondríacos

 

Hipocondría

¿Qué es la Hipocondría?

La Hipocondría se manifiesta como una creencia de que cualquier pequeña alteración física es signo de una enfermedad grave. O también, es miedo profundo, que no se puede dominar, a padecer una enfermedad sin tenerla efectivamente.

Para poder etiquetar de Hipocondría un trastorno de este tipo, tiene que reunir los siguientes requisitos:

Dura al menos seis meses.

Persiste a pesar de las evaluaciones médicas que han descartado enfermedad.

El trastorno no tiene carácter delirante.

No se explica mejor por otro trastorno mental.

Las preocupaciones generan un deterioro psicosocial significativo.

  El arquetipo de Hipocondríaco nació en 1673 con la representación en París de la obra de Moliere “El enfermo imaginario”.

Afecta por igual a mujeres que a hombres.

El Hipocondríaco pasa su vida de consulta en consulta y sólo se tranquiliza momentáneamente cuando un médico le dice que tiene alguna enfermedad (“ya lo decía yo”).

Esas visitas permanentes a los médicos le lleva a la práctica de tratamientos innecesarios e incluso de someterse a intervenciones quirúrgicas no realmente necesarias.

Así mismo es sometido continuamente a pruebas complementarias y a estudios especiales.

Síntomas

Los Hipocondríacos son personas incapaces de controlar su miedo y preocupación por la creencia de padecer alguna enfermedad importante.

Para ellos cualquier sensación o síntoma banal son signos de enfermedad.

Tienen periodos cortos de tranquilidad pero inmediato vuelven a presentar los mismos “síntomas”, u otros nuevos.

Examinan a menudo su propio cuerpo.

Recorren consultorios médicos continuamente y se someten a pruebas  y tratamientos innecesarios.

Toda su atención está centrada e sí mismos, se toman el pulso, la temperatura, la tensión, miden su respiración, examinan heces, orina, latido cardiaco, sudor, pequeñas heridas…

Terminan sufriendo deterioro en su vida familiar, laboral y social en general.

Pueden llegar a reconocer que el miedo a padecer una enfermedad es irracional.

 Diagnóstico

Se lleva a cabo por la historia del enfermo.

Suelen tener realizadas múltiples exploraciones y pruebas especiales que descartan enfermedades conocidas.

Si no es así, aunque se sospeche que esa persona es Hipocondríaca, se deben realizar exploraciones y  estudios para descartar la existencia de una enfermedad real.

Se debe realizar una evaluación psiquiátrica para tener la seguridad de que no se trata de otro tipo de trastorno psíquico.

Se deben valorar tanto el nivel cultural del paciente como los antecedentes familiares porque en algunos pacientes hay una historia familiar de Hipocondría.

 

Hipocondríacos. Diagnóstico Diferencial de la Hipocondría

Se sabe descartar que en lugar de Hipocondría, se trata de otros procesos con síntomas similares tales como son los que se mencionan a continuación:

Trastorno de ansiedad generalizada.

Depresión Mayor.

Trastornos de pánico.

Trastorno obsesivo compulsivo.

Evolución de la Hipocondría

La Hipocondría puede iniciarse a cualquier edad, pero lo más habitual es que comience en los primeros años de vida adulta.

El curso suele ser crónico con periodos de mayor o menor intensidad de los síntomas.

A veces es posible que el individuo afectado se recupere totalmente con una buena terapia.

En general tiene buen pronóstico si.

El comienzo es agudo.

No hay trastornos de la personalidad.

Hay ausencia de un beneficio secundario.

 Tratamiento de la Hipocondría

Los objetivos del tratamiento van a ser:

  1. Reducir el temor a la enfermedad y la muerte.
  1. Reducir la ansiedad y la depresión asociadas.
  1. Mejorar la compresión del paciente, de sus síntomas
  1. Reducir en lo posible los síntomas y la sensación de malestar
  1. Modificar su conducta respecto a sus sensaciones.

Se suelen utilizar psicofármacos para controlar la ansiedad y los síntomas físicos.

Lo más importante en el tratamiento de la Hipocondría es llevar a cabo una buena terapia cognitivo-conductual.

Para ello se plantean una serie de prohibiciones y de tareas para lo que es importante que colabore la familia del paciente.

No debe acudir a más médicos. Solo al de cabecera y al psiquiatra psicoterapeuta.

No acudir a urgencias ni hablar de salud y enfermedades.

Perder el miedo a estar enfermo porque se suele establecer un círculo vicioso en el que el miedo a la enfermedad causa unas sensaciones que a su vez son interpretadas como enfermedad.

Métodos de desensibilización a la enfermedad y la muerte imaginando situaciones temidas y evitadas, para que el paciente pueda aproximarse a ella sin angustia y sin miedo.

Ejercicio físico y técnicas de relajación también son beneficiosos para el Hipocondríaco.

Complicaciones de la Hipocondría

En ocasiones pueden surgir complicaciones debido a alguna de las pruebas invasivas innecesarias a las que pide someterse el paciente, para buscar la causa de los síntomas. Además pude haber:

Depresión y ansiedad.

Dependencia de analgésicos y sedantes.

Pérdida de tiempo en el trabajo y deterioro en la vida familiar por su obsesión con las enfermedades y las constantes visitas a consultas médicas.

 

No comments yet.

Add a comment


+ 1 = dos

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons