mar 15

Inhaladores. Cámaras de Inhalación

 

Inhaladores

Existen varios modelos de Inhaladores para utilizar en el Tratamiento de Patologías Respiratorias. Se va a explicaremos en días sucesivos el funcionamiento de muchos de ellos.

CÁMARAS DE INHALACIÓN

En este tipo de dispositivo, el aerosol pasa al interior de la cámara, donde las partículas, para tener una mejor biodisponibilidad, se mantienen en suspensión unos segundos, de forma que el paciente pueda inhalar el fármaco sin necesidad de sincronización, entre la salida del fármaco y la inhalación.

El paciente que las utiliza ha de tener en cuanta las siguientes cuestiones:

Disminuyen el impacto de las partículas y el depósito de fármaco en la boca y orofaringe.

Hay incompatibilidad entre marcas de ICP y precisan de limpieza periódica.

El paciente puede inspirar tranquilamente la medicación, incluso en varias veces.

Son de especial utilidad en ancianos, niños y en personas con dificultad de aprendizaje y sincronización con los IPC y sobre todo en las crisis de asma.

Algunas cámaras disponen de mascarillas, útiles en niños, lactantes y pacientes mayores incapacitados.

Las cámaras recomendables para adultos tienen un volumen aproximado de 750 ml.

En cambio para lactantes y niños pequeños existen cámaras de menor volumen con mascarilla facial y con 2 válvulas para flujos bajos.

INSTRUCCIONES DE USO DE LAS CÁMARAS

  • El paciente ha de colocarse de pie o sentado para permitir la máxima expansión torácica.
  • Destapar el inhalador y agitarlo suavemente
  • A continuación se acopla el inhalador en el orificio de la cámara en posición vertical (en forma de “L”) y realizar una inspiración completa.
  • Ajustar los labios a la boquilla de la cámara, efectuar una pulsación e inspirar lenta y profundamente.
  • Retirar la cámara de la boca, aguantar la inspiración durante 10 segundos y expulsar el aire lentamente.
  • Si se precisa más de una dosis del mismo fármaco, se admite realizar dos pulsaciones para una misma inhalación.
  • Retirar el ICP, taparlo y enjuagar la boca al finalizar la inhalación.
  • Las cámaras deben limpiarse periódicamente con agua y jabón. Secar antes de usarlas con papel de cocina o un trapo que no raye el interior de la cámara.
  • Los niños pequeños y los ancianos pueden respirar a volumen corriente 4-6 veces.

 

No comments yet.

Add a comment


− 1 = dos

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons