ene 31

Insomnio en el Niño. Causas

 

Insomnio en el Niño

Causas de Insomnio en los Niños

El Insomnio en el Niño puede tener dos orígenes:

Problemas para iniciar el sueño. El niño tarda en dormirse o tiene miedo a dormirse.

Problemas para mantener el sueño . El niño se despierta muchas veces durante la noche o, cuando lo hace, tarda en volver a conciliar el sueño.

En realidad el sueño es un estado discontinuo, organizado en fases. (Remitimos, a quienes tengan curiosidad por conocerlas, a nuestra publicación en este blog titulada “Fases del sueño”, que se encuentra en el apartado de Neurología).

En los niños estas fases se van estableciendo de forma definitiva a medida que con la edad va avanzando el grado de madurez cerebral.

A partir del primer año:

El niño duerme unas 13 horas por la noche y 1-2 horas de siesta después de la comida de mediodía.

A los 18 meses:

El niño requiere una media de 11,5 horas de sueño nocturno y 1-2 horas de siesta después de la comida.

Entre los cuatro y 6 años:

Alcanza unas 11 horas de sueño nocturno y ya no suele dormir siesta.

A los 9 años:

Duerme alrededor de nueve horas por la noche.

En los países no mediterráneos la siesta se abandona entre los 3 y los 5 años de edad.

Las Causas más frecuentes de Insomnio en los niños suelen ser ambientales, conductuales (en relación con los hábitos aprendidos) y de orden psicológico. Las más frecuentes e importantes se mencionan a continuación:

Malos hábitos con falta de disciplina horaria.

Carencia afectiva. Los niños traumatizados psicológicamente duermen mal y tiene todo tipo de trastornos del sueño.

Nacimiento de un hermano. Con tal evento familiar los niños relativamente pequeños, en el curso de una celotipia suelen presentar también trastornos del sueño.

Si hay problemas y conflictos en la relación de pareja de sus padres. Los niños captan todo el ambiente familiar y se preocupan por ello.

En el caso de los niños maltratados.

En el Insomnio del Niño hay que descartar siempre que pueda estar producido por causas orgánicas o enfermedades tales como:

Otitis. Fiebre.

Obstrucción nasal.

Dermatitis atópica por el picor.

Malnutrición.

Alergia a la leche de vaca. Enfermedad celíaca.

Dolor abdominal o dolores en general.

Clasificación del Insomnio Infantil

Se distinguen varios tipos de Insomnio en los niños. Se describen a continuación las más frecuentes e importantes:

a) Insomnio psicofisiológico.

b) Insomnio asociado a enfermedades psiquiátricas en el caso de que el niño las padezca.

c) Insomnio asociado al consumo de drogas y alcohol. Aunque este tipo no es frecuente en los niños pequeños.

d) Insomnio asociado a trastornos respiratorios del sueño. Hay que tener en cuenta que el Síndrome de apnea del sueño es bastante frecuente en niños de corta edad.

e) Insomnio asociado a mioclonias periódicas en las piernas.

f) Insomnio asociado a otras alteraciones médicas, a tóxicos o a factores ambientales.

g) Insomnio de comienzo en la infancia. Es una entidad específica que recibe este nombre.

h) Misceláneas (despertares en sueño REM)

i) Insomnio sin alteraciones objetivas.

 Factores de Riesgo de Insomnio

Así mismo existen una serie de factores que hacen que algunos niños corran más riesgo que la población normal de padecer Insomnio. Entre estos factores de riesgo se distinguen los llamados factores predisponentes, los factores contribuyentes, los factores coadyuvantes, los factores precipitantes y los factores condicionantes.

1) Factores predisponentes

Se consideran factores predisponentes para sufrir Insomnio:

Los antecedentes de familiares cercanos de sufrir Insomnio.

Las alteraciones psiquiátricas que puedan sufrir los niños.

Algunos trastornos neurológicos.

2) Factores contribuyentes:

Personalidades neuróticas, no las personalidades psicóticas.

Los factores afectivos negativos.

La Ansiedad.

También una base de personalidad psicopática.

3) Factores coadyuvantes:

Se consideran factores coadyuvantes o que acentúan el insomnio todas aquellas enfermedades  que cursan con alteración del sueño como pueden ser:

El asma, la disnea y otras enfermedades respiratorias.

La enuresis nocturna o falta de control de la orina durante la noche.

Enfermedes que cursen con dolor o malestar importantes.

 

 

El reumatismo y aquellas enfermedades que cursan con dolor.

4) Factores precipitantes

Son todos aquellos factores que pueden alterar el sueño tales como son:

Los ruidos nocturnos persistentes.

Una temperatura no adecuada (frío o calor) en la habitación del niño.

Luz inadecuada.

El disconfort de cualquier tipo que hace que el niño no se sienta cómodo a la hora de dormir.

5) Factores condicionantes:

Son aquellos que, una vez que hay Insomnio, ayudan a hacerlo crónico, como la ansiedad o la depresión reactiva.

 

No comments yet.

Add a comment


cuatro − = 2

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons