feb 1

Insomnio en el Niño. Diagnóstico

 

Insomnio en el Niño

Diagnóstico del Insomnio en el Niño

a)      Insomnio Idiopático.

Se trata del Insomnio para el que no se encuentran causas.

Suele ser muy precoz, casi desde el nacimiento.

Los padres dicen que es un sueño diferente al de sus hermanos.

A veces hay antecedentes familiares de epilepsia o alcoholismo o parto difícil o prematuridad.

b)      Insomnio por malos hábitos.

Los niños elaboran estrategias para estar más tiempo despiertos.imagescama

Si los padres ceden a la demanda del niño, se va a alterar el horario de sueño y la calidad de éste de forma permanente.

c)      Insomnio por alergia a la comida.

Se asocia a eczema, urticaria y trastornos gastrointestinales.

d)     Insomnio por falta de asociación.

Hay niños que tienen que llevar a cabo una serie de ritos diarios antes de dormir (contar un cuento, cantar etc) que asocian con el sueño y si no cumplen estos ritos que el niño asocia con el inicio del sueño, no son capaces de dormir.

e)      Insomnio por ingesta nocturna recurrente.

Hay niños que se despiertan varias veces a lo largo de la noche  para comer o beber y tienen que hacerlo antes de dormirse de nuevo.

Ni que decir tiene que este es un mal hábito creado por la complacencia de los padres que lo consienten y colaboran de forma indirecta a que su hijo no tenga un sueño de calidad.

f)       Insomnio por depresión.

El Insomnio es un síntoma que casi siempre, o al menos a temporadas, se manifiesta en la depresión

g)      Insomnio en la neurosis.

Unido a trastornos neuróticos del comportamiento del niño, suele ir un Insomnio, continuo o intermitente, de mayor o menor importancia, dependiendo del grado y gravedad de la neurosis.

h)      Insomnio en enfermedades reumáticas.

El dolor, la inflamación y la rigidez articular por la que se caracterizan estas enfermedades, en función de su gravedad e intensidad de los síntomas, impiden en mayor o menor grado que el niño duerma bién.

i)        Insomnio asociado a otro tipo de enfermedades.

Las molestias que muchas enfermedades puedan causar,  hacen  que el niño tenga un sueño inquieto y alterado y no pueda descansar de forma normal.

Cuando se trata de enfermedades agudas que duran unos cuantos días o semanas, el Insomnio también es temporal y cuando desaparece la enfermedad causante, desaparece el mal dormir.

Curada cualquier  enfermedad que provoque alteración del sueño, desaparecerá el Insomnio.

No comments yet.

Add a comment


+ 7 = nueve

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons