Entradas

23
Oct

Insuficiencia de la Válvula Mitral

La Insuficiencia de la Válvula Mitral, como su nombre indica, consiste en la dificultad de esta válvula para cerrarse de forma eficaz, con lo que parte de la sangre que ha pasado al ventrículo, retrocede de nuevo hacia la aurícula.

La Insuficiencia dependiendo del modo de presentación y evolución, puede ser Aguda o Crónica.

– Insuficiencia Mitral Aguda.

Afecta a cavidades que no están preparadas para recibir de forma súbita un aumento de presión de la sangre con lo que puede provocar:

Distensibilidad normal o reducida de Aurícula Izquierda. Agrandamiento mínimo de Aurícula Izquierda.

Subida marcada de la presión en dicha Aurícula. Congestión y edema pulmonar. Sobrecarga del volumen sanguíneo.

– Insuficiencia Mitral Crónica

Los cambios y síntomas en el paciente son lentos y progresivos, y van apareciendo:

Distensibilidad excesiva de Aurícula Izquierda.

Agrandamiento de dicha aurícula. Tanto por la distensibilidad excesiva como por la dilatación, la aurícula no funciona normalmente.

Elevación moderada de la presión sanguínea en la Aurícula y la Arteria Pulmonar.

Distensibilidad excesiva y disminución de la contractilidad del Ventrículo Izquierdo, lo que igualmente lo hace poco eficaz en su trabajo contráctil.

La gravedad depende del grado de Insuficiencia de la válvula.

Causas de Insuficiencia Mitralvistadevalvulasinsumitral

Las causas pueden ser variadas:

Haber padecido en la infancia o juventud una Fiebre reumática con complicación cardiaca. Parece que suponen un 33% del total de los casos.

Anomalías congénitas. Entre las anomalías congénitas son relativamente frecuentes las cardiacas y en algunos casos alcanza a afectación valvular

Isquemia o falta de riego en la zona del corazón donde está localizada la válvula Mitral, debida a algún infarto o evento vascular.

Agrandamiento del ventrículo izquierdo por hipertensión arterial crónica,  miocardiopatías o cualquier enfermedad cardiaca que pueda dar tal complicación.

Prolapso de la Válvula Mitral, con mal funcionamiento de las valvas que cierran el orificio valvular

Calcificación del Anillo Mitral. Estas calcificaciones generalmente tienen lugar tras haber sufrido una endocarditis, con infección e inflamación de la válvula, posterior fibrosis y por último calcificación del tejido del anillo Mitral

Endocarditis infecciosa. Igualmente debido al proceso inflamatorio y de fibrosis valvular.

Traumatismos cardiacos. Son raros pero en ocasiones tienen lugar con rotura de estructuras valvulares.

Síntomas de Insuficiencia Mitral

Síntomas de Insuficiencia Mitral Aguda:

Insuficiencia del ventrículo izquierdo con congestión y edema agudo de pulmón.

Síntomas de Insuficiencia Mitral Crónica:

Cansancio. Fatiga de esfuerzo. Fatiga en posición de acostado.

Arritmias (fibrilación auricular)

Las Embolias son poco frecuentes.

En cualquiera de los casos los pacientes van a presentar:

Insuficiencia cardiaca derecha. Congestión dolorosa de hígado.

Edemas de tobillos. Dilatación de la vena yugular. Ascitis (líquido en el abdomen)

Tensión arterial normal. Soplo y desdoblamiento de ruidos cardiacos.

Diagnóstico

Se realiza mediante:

La historia clínica, detallada, insistiendo en los síntomas cardiológicos del paciente. Exploración; sobre todo auscultación cardiaca y pulmonar.

Pruebas de Imagen. Radiografía de tórax: En la fase aguda de la enfermedad se observan imágenes de congestión venosa pulmonar y edema de pulmón. En la fase crónica se ve una cardiomegalia por agrandamiento de cavidades izquierdas.

Pruebas específicamente cardiológicas:

Electrocardiograma. En el se encuentra: Crecimiento de aurícula izquierda. Crecimiento de aurícula derecha con hipertensión pulmonar. Hipertrofia de ventrículo izquierdo. Fibrilación auricular.

Ecocardiograma: Valora la función ventricular y cuantifica la insuficiencia de la válvula.

Tratamiento

Medidas generales:

Vida lo más normal posible, dentro de la situación del enfermo.

Dieta saludable, completa, sin sal ni exceso de grasas.

Control de los factores de riesgo, glucosa, colesterol, alcohol, tabaquismo, etc.

Ejercicio físico de intensidad ajustada al grado de afectación física del paciente.

Tratamiento médico: 

Se realiza el tratamiento farmacológico necesario, con vistas a:

Controlar la frecuencia cardiaca, la tensión arterial y cualquier alteración que pueda sufrir el paciente

Se recomienda anticoagulación en pacientes con fibrilación crónica, para prevenir acontecimientos indeseados como ictus y embolismos a cualquier nivel que ponga en peligro la vida del sujeto.

Tratamiento quirúrgico. Para realizar tratamiento quirúrgico de la Insuficiencia Mitral existen tres opciones a elegir, dependiendo del tipo de lesión, gravedad de la misma y circunstancias del paciente. Esas opciones son:

Reparación valvular, siempre que sea posible conservar la válvula, llevando a cabo la reparación necesaria para que su funcionamiento sea seguro.

Sustitución de la válvula pero con preservación parcial del aparato mitral. Se conservan las estructuras valvulares (valvas, cuerdas, etc) que estén en condiciones de seguir funcionando con garantías.

Sustitución de la válvula, con extirpación completa de la válvula y todas sus estructuras de soporte, para reemplazarla por una válvula artificial.

.

El Tema: Insuficiencia de la Válvula Mitral,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna.  Colegiada  Nº  49/ 556,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada