jul 24

Insuficiencia Renal Crónica

Insuficiencia Renal Crónica

Se entiende como Insuficiencia Renal Crónica (IRC) la pérdida progresiva e irreversible de la función renal.

En las etapas iniciales de Insuficiencia Renal Crónica no hay síntomas.

La enfermedad empeora progresivamente a medida que va disminuyendo la función renal.

La pérdida de la función renal tarda desde meses hasta años en manifestarse de una manera clara en la que se pueda hacer el diagnóstico de la enfermedad.

Es conocido como Síndrome Urémico  el conjunto de síntomas y alteraciones bioquímicas que aparecen en el estadio final de la Insuficiencia Renal Crónica, cuando ésta se ha convertido en una enfermedad grave e irreversible.

En Estados Unidos la prevalencia de la Insuficiencia Renal Crónica es de alrededor de un  13%.enfermedad_renal

En áreas suburbanas de grandes ciudades españolas parece que la prevalencia es de 99 pacientes con Insuficiencia Renal Crónica  por cada uno de los pacientes que están sometidos a tratamiento con diálisis.

La progresión de la enfermedad la determinan una serie de factores que se enumeran a continuación:

La carga proteica o del total de proteínas, glomerular.

La pérdida de nefronas funcionantes. La nefrona es la unidad microscópica funcional de riñón. Digamos que el riñón esta formado, entre otras estructuras, por miles de nefronas.

Glomeruloesclerosis o esclerosis de las estructuras microscópicas renales, como resultado final de la enfermedad.

Causas de Insuficiencia Renal Crónica

Las causas más frecuentes de Insuficiencia Renal Crónica son:

Hipertensión arterial.   Parece que hasta un  23,4% del total de los casos de IRC se debe a Hipertensión arterial, lo que significa que es la primera causa de la enfermedad.

Nefropatía diabética.  Como segunda causa, supone un   21,8% del total

Glomerulonefritis. Es la tercera causa con  el 19% del total de los casos.

Nefritis intestinal               6,4%

Poliquistosis renal             5,9%

Etiología desconocida      8,8%

Varias                                 1,4%. Entre estas se encuentran las siguientes patologías:

Enfermedad Vascular que puede ser o bien enfermedades de grandes vasos, como estenosis de arteria renal, o bien de pequeños vasos, como nefropatía isquémica, o vasculitis.

Enfermedad Glomerular que a su vez puede ser:

Enfermedad glomerular primaria.

 Enfermedad glomerular secundaria.

Enfermedad del Túbulo intersticial (enfermedad poliquística renal, nefropatía por reflujo.

Enfermedad Obstructiva, por cálculos renales en ambos riñones o por hipertrofia de próstata.

No comments yet.

Add a comment


seis − 2 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons