jun 15

Intestino Irritable. Tratamiento

 

Intestino Irritable

Diagnóstico de Intestino Irritable

El diagnóstico de Intestino Irritable se va a realizar al igual que en cualquier otro tipo de patología mediante:

Historia clínica y exploración del paciente.

Pruebas de laboratorio, o sea analítica completa de sangre.

Sangre oculta en heces para comprobar si existen sangrados pequeños

Pruebas para hacer despistaje de la enfermedad celíaca.

Endoscopia en el caso de que el paciente si tien más de 50 años y ha comenzado recientemente con los síntomas característicos de Intestino Irritable, o en aquellas personas en las que se sospecha que pueden padecer una patología que revista mayor gravedad.

Diagnóstico Diferencial de Intestino Irritable

No se debe confundir el Intestino Irritable con las siguientes enfermedades:

Enfermedades digestivas. Hay una serie de enfermedades digestivas que pueden presentar síntomas que se pueden confundir con los del Intestino Irritable. Estas enfermedades son entre otras:

Cáncer de colon.

Úlcera gastroduodenal.

Colitis linfocitaria.

Enfermedad diverticular.

Infecciones bacterianas.

Intolerancia a la lactosa.

Enfermedad celíaca.

Colecistopatías.

Síndromes carcinoides.

Enfermedades no digestivas. También hay enfermedades digestivas que pueden cursar con alteraciones importantes del ritmo gastrointestinal, tales como las que se enumeran a continuación:

Endocrinológicas:

Hipo o hipertiroidismo.  Diabetes.

Enfermedad de Addison.  Hiperparatiroidismo.

Psiquiátricas:

Ansiedad.  Depresión.  Somatizaciones.

Otras patologías.

Porfiria aguda intermitente.  Patología renal.

Patología ginecológica.

Tratamiento

El Intestino Irritable se comporta como una enfermedad crónica y puede producir deterioro importante de la calidad de vida de quienes la padecen.

Son importantes a la hora de intentar ejercer cierto control sobre la enfermedad, los hábitos del paciente, sobre todo el hacer una dieta adecuada e intentar evitar en su dieta aquellos alimentos y bebidas que le produzcan exacerbaciones del proceso.

El tratamiento farmacológico siempre va a estar en función de la presencia o no de los síntomas predominantes y de la mayor o menor gravedad de éstos.

Se deba hacer tratamiento de la diarrea, si la hubiera.

Así mismo se ha de tratar el estreñimiento, en caso de que lo haya.

En ocasiones, en casos graves, cuando el paciente está muy afectado psicológicamente por su problema, se deben utilizar Psicofármacos.

En estos últimos casos, añadir sesiones de psicoterapia puede ser muy útil al paciente.

No comments yet.

Add a comment


− 1 = cuatro

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons