mar 10

Intolerancia a la Lactosa

Intolerancia a la Lactosa

La Intolerancia a la Lactosa sucede cuando el intestino delgado no es capaz de digerir la Lactosa, un azúcar que se encuentra en la leche y en los derivados lácteos.

Uno de los alimentos más completos y que están incorporados a la dieta de manera universal es la leche, pero contiene el azúcar llamado Lactosa que muchas personas no pueden digerir.

La razón de este problema es que el intestino de esas personas no produce suficiente cantidad de lactasa que es la enzima que ayuda a digerir y transformar la Lactosa en el intestino. (Las enzimas son elementos químicos que ayudan a descomponer y absorber los alimentos en general).

Es una enfermedad que aparece en la infancia y se prolonga a la vida adulta.10-senales-de-que-eres-intolerante-a-la-lactosa-que-seguro-no-sabias-1

El cuerpo del bebé produce lactasa desde el primer momento para poder digerir la leche materna u otro tipo de leche.

Los bebés prematuros en muchos casos presentan intolerancia a la Lactosa porque su cuerpo aún no ha comenzado a generar lactasa.

Los bebés de raza blanca nacidos a término, si tienen Intolerancia a la Lactosa, generalmente no empiezan a presentar síntomas llamativos hasta alrededor de los 5 años de edad.

La Intolerancia a la Lactosa no es peligrosa. Es una contrariedad y la presentan muchas personas adultas.

Es menos común en personas de Europa Occidental y del Norte.

Es muy frecuente en personas de origen asiático, africano y nativo americano.

En niños de raza negra a menudo se presentan los síntomas alrededor de los 2 años de edad.

Se conoce que aproximadamente 30 millones de adultos estadounidenses tiene algo de Intolerancia a la Lactosa alrededor de los 20 años de edad.

Síntomas

Se suelen presentar entre 30 minutos y dos horas después de haber consumido productos lácteos.

No hay síntomas si no se consumen estos productos.

Hay síntomas más acusados cuanta mayor sea la cantidad de productos lácteos ingeridos.

Los síntomas suelen ser:

Distensión o hinchazón abdominal.

Flatulencia o aumento de gases.

Cólicos abdominales.

Diarrea en relación con consumo de lácteos.

Náuseas y vómitos.

La falta de esta base nutricional, sobre todo en los niños, puede dar lugar a pérdida de peso y posible malnutrición, por lo que necesariamente hay que sustituir la leche por productos lácteos tratados con lactasa.

No comments yet.

Add a comment


5 + = trece

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons