Entradas

17
Dic

 

Intolerancia a la Lactosa

La Intolerancia a la Lactosa ocurre cuando nuestro organismo no es capaz de digerir la Lactosa, un azúcar presente en la leche y los lácteos en general.

Esto no se debe confundir con una alergia a la leche.

La Lactosa se digiere gracias a una enzima llamada lactasa, producida en el intestino delgado.

Las personas con Intolerancia a la Lactosa producen menos cantidad de esta enzima.

Al no ser capaces de digerir la Lactosa, ésta llega al colon y puede provocar uno o varios de los siguientes síntomas:

Gas y flatulencia

Náuseas

Dolor abdominal

Diarrea

Estos síntomas se presentan entre media hora y tres horas después de haber ingerido alimentos con lactosa.

Existen otras enfermedades que pueden tener los mismos síntomas, por lo que es fundamental que consulte con un médico y sea éste quien le diagnostique.

La severidad de los síntomas va a depender de la capacidad del intestino de producir lactasa.

Hay algunas personas que pueden tomar una pequeña cantidad de lácteos sin presentar molestias y otras personas que con una mínima cantidad tienen síntomas.

La Intolerancia a la Lactosa puede aparecer después de una gastroenteritis o de haber evitado alimentos con lactosa durante mucho tiempo.

En estos casos deberemos reintroducir los alimentos que contienen Lactosa poco a poco, es decir:

Comenzar con aquellos lácteos que contienen menos lactosa, como el yogur y los quesos curados.

Introducir los alimentos junto con otras comidas.

No tomar más que una pequeña cantidad de lácteos al día.

No existen fármacos  para tratar la Intolerancia a la Lactosa. Lo único que se puede hacer es evitar alimentos que contengan lactosa, como:

  • Leche de todo tipo (entera, semidesnatada, desnatada, en polvo, condensada y evaporada)
  • Yogur
  • Galletas y bollería industrial (leer las etiquetas)
  • Postres comerciales (natillas, cremas, flanes, Mouse, etc.)
  • Salsas (leer las etiquetas o preguntar los ingredientes)
  • Comidas preparadas
  • Helados
  • Nata
  • Mantequilla
  • Quesos frescos

Hay personas que son capaces de comer yogur y quesos maduros sin presentar molestias.

Para comprobar si usted lo puede tolerar introdúzcalos poco a poco y en pequeñas cantidades.

También puede intentarlo con leche y yogures bajos en lactosa.

Los lácteos son la forma más común de obtener calcio. Sin embargo, hay otros alimentos que contienen cantidades importantes de éste mineral, como son:

Brócoli

Tofu

Acelgas y espinacas

Almendras

Legumbres, en especial las alubias

Sardinas, sardinillas y pescados pequeños que se comen con espinas

Si usted padece Intolerancia a la Lactosa y no puede tomar lácteos, debe aumentar el consumo de los alimentos enumerados para que su dieta tenga un aporte de Calcio adecuado.

Su médico indicará si precisa aportes de Calcio suplementarios.

.

El Tema:  Qué es la Intolerancia a la Lactosa,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Jula Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna,  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada