mar 30

Intoxicación por Setas. Intoxicación Giromítrica. Intoxicación Orellánica

Intoxicación por Setas

Intoxicación con Periodo de Latencia Prolongado

Son aquellas intoxicaciones de periodo de latencia es superior a 6 horas.

Casi siempre son graves.

Se dividen en tres clases, según el tipo de toxina que las produce, y sus efectos.

Síndrome Faloidiano

Síndrome Orellánico

Síndrome Giromítricoimages11

Intoxicación Giromítrica (Intoxicación por hidrazinas)

Producida por setas que contienen hidracinas, como Gyromitra Esculenta, Gyromitra Gigas y Gyromitra Infula.

Estas setas son tóxicas en crudo, pero no si se desecan o se hierven y se desecha el agua de cocción.

Aunque consumidas de esta forma no son tóxicas, parece que tienen elevado efecto cancerígeno, por lo que no deberían consumirse.

Se han detectado en estas setas más de 10 toxinas. La más importante es la giromitrina y es la que tiene probada capacidad cancerígena en animales.

Los síntomas aparecen tras 3-9 horas de haberlas comido.

Son náuseas, vómitos, diarrea, debilidad, dolor abdominal, mareos, etc.

Posteriormente aparecen alteración del ritmo cardiaco, hipotensión, obnubilación y coma.

Si hay afectación hepática, aparece ictericia y alteración de parámetros hepáticos analíticos.

Puede haber hemólisis y fracaso renal. Puede causar la muerte por fallo renal y hepático.

El diagnóstico se realiza por el antecedente de la ingesta de setas, los síntomas, la orina oscura y la analítica hepática.

El tratamiento es a base de lavado gástrico, tratamiento de los síntomas y aporte abundante de líquidos.

Como antídoto de las hidracinas,  es muy eficaz la vitamina B6.

Intoxicación Orellánica.

Intoxicación por setas nefrotóxicas.

Está producida por diversas especies del género Cortinarius, principalmente por el Orellanus.

Aunque hay algún cortinarius comestible, lo más prudente es no consumir ninguno para evitar equivocaciones y porque además los comestibles tienen escaso valor culinario.

Son abundantes en los países nórdicos, donde causaron muchas muertes en la década de los 50.

Las dos toxinas son la Orellanina (la más tóxica) y la Cortinarina.

El periodo  de latencia, hasta que aparecen los síntomas, es de más de tres días y puede llegar a 17 días.

No suele haber síntomas digestivos.

Hay afectación del estado general con debilidad y dolores erráticos.

Sed intensa, orina abundante, dolor en fosas renales.

Evoluciona a insuficiencia renal grave, a veces mortal.

El diagnóstico es difícil de realizar, porque pasa mucho tiempo desde que se comen las setas hasta que comienzan los síntomas.

No existen pruebas diagnósticas disponibles.

No existen antídotos de estas toxinas.

El tratamiento ha de ser sintomático y de soporte.

Para la insuficiencia renal hay que hacer hemodiálisis y, si no es eficaz, se plantea el trasplante renal.

No comments yet.

Add a comment


nueve − 3 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons