abr 14

Leucemia Mieloide Aguda (LMA). Causas

Leucemia Mieloide Aguda

Causas (Etiología) de la Leucemia Mieloide Aguda

Se han identificado una serie de factores de riesgo que favorecen la aparición de la Leucemia Mieloide Aguda, tales como los que a continuación se mencionan.

Desórdenes genéticos en relación  con los agentes precursores de las células sanguíneas.

Exposición frecuente de un paciente a terapia anticancerígena. El riesgo mayor se tiene transcurridos 3-6 años de haber recibido tratamiento con quimioterapia.

Exposición continuada a radiaciones ionizantes.

El benceno y otros compuestos orgánicos aromáticos han demostrado tener capacidad cancerígena.

Riesgo hereditario. Se han descrito algunos casos de familias que tienen una elevada incidencia de casos de Leucemia Mieloide Aguda.

Algunas enfermedades congénitas tal como el síndrome de Down.

Ser varón porque la enfermedad es más frecuente en el sexo masculino.

Ser fumador, sobre todo después de los 60 años de edad.

Si es una persona que tiene el sistema inmunitario deprimido.

Síntomas de Leucemia Mieloide Aguda

Son variados como los de cualquier otro tipo de Leucemia aguda.

Síntomas generales. Los más frecuentes son:

Pérdida de apetito inexplicable.2  Pérdida de peso.

Cansancio inusual.

Fiebre más o menos elevada.

Palidez de piel cuando el paciente tiene anemia importante.

Dificultad para respirar o disnea.

Síntomas específicos. Tales como

Hematomas o moratones y/o hemorragias espontáneos.

Inflamación de encías o gingivitis frecuente.

Inflamación de ganglios linfáticos en cualquier localización del cuerpo.

Hepatomegalia o hígado aumentado de tamaño.  Esplenomegalia o bazo de mayor tamaño de lo normal.

Diagnóstico. de la Leucemia Mieloide Aguda

Se realiza mediante:

Historia Clínica. Antecedentes personales y familiares del paciente.

Analítica de sangre completa.

Biopsia de médula ósea.

Análisis citogenético.

Inmunofenotipificación.

Tratamiento de la Leucemia Mieloide Aguda

El tratamiento de esta enfermedad está basado principalmente en la Quimioterapia y se divide en dos fases:

Una primera fase o Fase de inducción

Se hace el tratamiento con citarabina 7 días seguidos y antraciclina durante los tres días siguientes.

Alrededor de un 70% de los pacientes logra remisión tras este tratamiento.

En la Leucemia Premielocítica se añade la droga ATRA.

Una segunda fase o Fase de consolidación

Es imprescindible hacer tratamiento en esta etapa para eliminar cualquier residuo de la enfermedad y evitar recaídas.

Cada terapia ha de ser individualizada según cada caso, en dosis y duración.

No comments yet.

Add a comment


9 − cuatro =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons