sep 20

Litiasis Biliar

Litiasis Biliar

Síntomas  de Litiasis Biliar

Un alto porcentaje de pacientes con Litiasis Biliares  no presentan síntomas y se les ha identificado el problema al realizar  una ecografía abdominal encaminada a hacer el estudio de una enfermedad distinta.

Cerca del 30% de estos casos asintomáticos si van a desarrollar síntomas en algún momento a lo largo de su vida.

Los síntomas cuando aparecen, se pueden manifestar como:

Dispepsia de tipo biliar, que a su vez tiene las siguientes características:

El paciente se queja de  flatulencia, o sea de tener abundantes gases en la tripa.

Hinchazón abdominal como consecuencia de esa abundancia de gases.

Intolerancia a las grasas. El paciente va a tener malas digestiones y molestias o dolor abdominal si ingiere grasas.

Náuseas y vómitos que se presentan con frecuencia sin aparentemente una causa conocida.

Cólico biliar clip_image0022

Se trata de un dolor intenso (ya descrito en otra publicación) de tipo cólico en hemiabdomen derecho (hipocondrio), de duración e intensidad variable y que generalmente necesita tratamiento analgésico para aliviarlo.

Colecistitis aguda o infección de estructuras de la vesícula

Se manifiesta con dolor en hipocondrio derecho generalmente asociado a fiebre.

El paciente puede tener signos de irritación peritoneal y cuando el médico palpa el hipocondrio derecho, puede palparse masa dolorosa en esa localización.

Colangitis, o inflamación de los conductos biliares que en muchos casos cursa con la obstrucción de estos con lo que los síntomas serán, entre otros:

Ictericia o color amarillento de piel y conjuntiva ocular

Dolor abdominal de tipo cólico generalmente, de mayor o menor intensidad

En este proceso suele tener el paciente fiebre elevada acompañada de escalofríos.

Indigestión, flatulencia, nauseas y vómitos.

Complicaciones posibles de la Litiasis Biliar

Como complicaciones de esta enfermedad podrían presentarse:

Pericarditis aguda.   Fístulas.   Perforación de vesícula.

Diagnóstico de Litiasis Biliar

Se sospecha por los síntomas y exploración del paciente.

En una radiografía simple de abdomen pueden descubrirse los cálculos.

Además se pueden realizar:

Ecografía abdominal.

Colecistografía.

Ultrasonografía.

Colangiopancreatografía endoscópica retrógrada.

Colangiografía percutánea transhepática.

Tratamiento

Los cálculos de colesterol que no ocasionen obstrucción se pueden tratar con Ácido Sersodesoxicólico. Es un fármaco bien tolerado y suele dar buenos resultados.

Si el cálculo produce obstrucción hay que proceder a tratar con técnicas tales como:

Litotricia, o Cirugía.

No comments yet.

Add a comment


5 + = nueve

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons