mar 9

Piercing. Localización. Tiempo de Cicatrización

Piercing

El término Piercing viene del verbo inglés to pierce (perforar) y se trata de una técnica para perforar la piel que se emplea desde hace unos 6.000 años.

En el antiguo Egipto, el anillado del ombligo indicaba que se pertenecía a la nobleza.

Los centuriones de la antigua Roma llevaban Piercing en el pezón como símbolo de virilidad.

Los sacerdotes Mayas y Aztécas se perforaban la lengua como signo de comunicación con los dioses.

Los esquimales de Alaska colocaban Piercing en el labio inferior del chico adolescente en su transición al mundo adulto, cuando se convertía en cazador.

En África las mujeres masais alargan los lóbulos de las orejas mediante carretes metálicos cada vez más grandes.

Los mursi de Etiopía se deforman el labio inferior con platillos.

Los guerreros Potok llevan en el tabique nasal una hoja de árbol.

En América del Sur los indios Cashinawa se perforaban la nariz con plumas de colores.

En Brasil, los Chavantes se adornan con pendientes de madera y un cono amarillo colgando del pene.

En Norteamérica, los Tinglits ponían Piercing a las mujeres en la pubertad.

En algunas tribus Sioux, los jóvenes, para convertirse en guerreros, debían superar la prueba de perforarse la piel torácica con garfios y colgarse de un árbol.

Las mujeres de Nueva Guinea se atraviesan el tabique nasal y aletas de la nariz con una espina de pez.

Actualmente muchos pueblos siguen perforando sus cuerpos en ritos de iniciación o como práctica religiosa.

En las sociedades modernas se vuelve a utilizar el Piercing como adorno corporal o como signo para diferenciarse de los otros.

Prevalencia del Piercing

En las sociedades occidentales, a raíz del movimiento Punk, al final de la década de los sesenta, se popularizan los imperdibles utilizados como piercings.

Sin contar los pendientes en el lóbulo de la oreja, tan comunes, se calcula que un 8% de la población mayor de 14 años lleva un Piercing corporal.

En un estudio realizado entre universitarios americanos en 2007, el 42 % de los hombres y el 60 % de las mujeres llevaban un Piercing, y parece que alrededor del 17 % del total habían tenido complicaciones médicas.

Localización de los Piercing

En cuanto a las localizaciones más frecuentes del Piercing van a ser las que se exponen a continuación:

MUJERES

- 29% en el ombligo.

- 27% en las orejas (excluido el lóbulo)

- 12% en la lengua.

- 5% en el pezón.

- 1% en genitales externos.

VARONES

- 31% en las orejas y la lengua.

- 2% en ceja, ombligo, pezón y genitales.

Se supone que alrededor del 17% de las personas que se colocan un Piercing sufren complicaciones, pero son raros los que llegan a una consulta médica, posiblemente porque acuden directamente al establecimiento donde se les colocó el dispositivo.

Materiales y Joyas para Piercing

Los Materiales que se utilicen deben ser de buena calidad para evitar reacciones alérgicas.

Las joyas o adornos pueden ser de acero quirúrgico, oro, niobio o titanio.

El Oro debe ser al menos de 14 quilates, y para usar en perforaciones recientes, mejor el de 18 kilates.

El Acero  quirúrgico, por su contenido de Níquel puede causar alergias de contacto, por eso no se debe utilizar en una primera perforación, pero sí cuando finalice la cicatrización.

El Titanio y el Niobio son metales elementales y es muy raro que produzcan alergias.

El tipo de joya ha de adaptarse a la zona que se va a perforar:

    • Ceja ( bananebell)
    • Genitales (aros).
    • Labio (labret, aros..)
    • Lengua (basbell).
    • Nariz ( navell).
    • Oreja (aros)
    • Pezón (aros, basbell).
    • Superficies planas ( bananabell).
    • Trago de la oreja (aros, basbell).

Las joyas reciben diferentes nombres en función de su forma y localización corporal.

    • Flesh tubes. Son piezas de forma cilíndrica, huecas para así poder hacer expansiones posteriores en el lóbulo de la oreja.
    • Flesh tunnels. Son elementos similares a los anteriores.
    • Barbells. Se trata de una barra limitada por dos esferas en ambos extremos, una de ellas es el cierre, y suelen ser las que más se utilizan para colocar en la lengua.
    • Nostril studs. Son barras curvas en un extremo, y en el otro que es recto, suelen terminar en una bola de acero o en una piedra.
    • Septum spike. Son barras que tienen el extremo en punta y una muesca en el centro. Se utilizan para instalar en el tabique nasal.
    • Circular barbells. Se trata de barras en forma de herradura con unas bolas desenrroscables en los extremos.
    • Labrette. Es una barra terminada en esfera en un extremo, y, en el otro, en un disco plano.
    • Tongue spaceship. Son bolas de acero que tienen otras bolas mas pequeñas soldadas a su alrededor.
    • Microbells. Barras muy pequeñas con bolas en los extremos.
    • Bananabells. Barras curvas con bolas de igual tamaño en los extremos.
    • Navel bananabells. Como las anteriores, pero con una bola pequeña en un extremo y, en el otro, una bola mayor, que puede ser sustituida por una piedra.

Localización de los Piercing

La Localización puede ser muy diversa y en función de esa localización reciben nombres muy pintorescos

Earlobe.- Los situados en el lóbulo de la oreja.

Tragus,—–, Helix.- Se trata de perforaciones en distintas localizaciones del pabellón auditivo.

Eyebrow.- Los que se colocan en la ceja.

Nostril.- Los situados en la aleta nasal.

Septum.- Se colocan en tabique nasal.

Monroe.- Se pueden situar en labio superior, a un lado, o bien circundando un lunar.

Dimples.- Se ponen en las mejillas.

Web piercing.- Son los que van en el frenillo de la lengua.

Labret.- Se sitúan en parte central del labio inferior.

Nabel.- Los que se colocan en ombligo.

Nippel piercing.- Van situados en el pezón.

Surface.- En cualquier zona plana superficial

Piercing sexuales masculinos:

Prince Albert.- Se colocan la uretra, en la base del glande.

Apadravya.- Se instalan en vertical en la punta del glande.

Ampallang.- En horizontal en el glande.

Frenum.- Van en el frenillo del glande.

Guigue.- Se colocan en el área de la piel que está situada entre el escroto y el ano. Parece que estimula el músculo erector.

Hafada.- Se colocan en el escroto.

Piercing sexuales femeninos:

Clítoris.- Se sitúan atravesando total o parcialmente el clítoris.

Labia majora o minora.- Para colocar en los labios mayores o en los menores.

Tiempo que tardan en Cicatrizar los Piercing.

Según el lugar donde esté situado el Piercing va a ser distinto el tiempo de cicatrización. A continuación se muestran unos tiempos aproximados:

Piercing Corporales:

Lóbulos.       De 4 a 6 semanas.

Cartílagos.   De 2 a 3 meses.

Tragus.         De 2 a 3 meses.

Nariz.            De 2 a 3 meses.

Ceja.              De 6 a 8 semanas.

Labio.           De 6 a 8 semanas.

Labret.         De 6 a 8 semanas.

Ombligo.     De 6 a 9 meses.

Pezón.          De 6 a 9 meses.

Lengua.        De 4 a 6 semanas.

Septum.       De 4 a 6 semanas.

Piercings Sexuales

Genitales femeninos:

Clítoris vertical.           De 6 a 8 semanas

Clítoris horizontal.      De 6 a 8 semanas.

Hood vertical.               De 4 a 6 semanas.

Hood horizontal.          De 4 a 6 semanas.

Labio menor.                 De 4 a 6 semanas.

Labio mayor.                 De 2 a 3 meses.

Genitales masculinos:

Ampallang.                 De 4 a 6 meses.

Apadravya.                De 4 a 6 meses.

Dydoe.                          De 2 a 3 meses.

Prepucio.                     De 6 a 8 semanas.

Guigue.                         De 2 a 3 meses.

Príncipe Alberto.     De 4 a 6 semanas.

Hafada.                        De 2 a 3 meses.

Frenum.                      De 4 a 6 semanas.

.

El Tema:  Piercing. Localización. Tiempo de Cicatrización,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,   Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

 

No comments yet.

Add a comment


dos + 5 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons