abr 5

Lupus Eritematoso Sistémico. Tratamiento

 

Lupus Eritematoso Sistémico o Diseminado

Tratamiento del Lupus Eritematoso

El tratamiento de la enfermedad va a ser diferente según las manifestaciones clínicas. Estas van a estar en relación con los órganos o sistemas orgánicos que estén afectados en cada paciente concreto.

No se puede establecer una pauta única. El Tratamiento siempre ha de ser personalizado.

1.- Medidas generales:

El paciente tiene que estar informado de la naturaleza de su enfermedad, del grado de afectación que presenta en cada momento y de los objetivos concretos del tratamiento que se le aplica.

Durante los episodios de brotes agudos de la enfermedad se recomienda guardar cama.

Es conveniente que estos enfermos duerman suficiente número de horas.

Han de evitar la exposición directa al sol sobre todo en las horas centrales del día.imageslulu

En lo posible intentar evitar situaciones de estrés.

Es conveniente la práctica de ejercicio suave, siempre que el paciente pueda hacerlo.

Tomar las máximas precauciones para no ingerir medicamentos que puedan desencadenar la enfermedad.

Se ha de prestar una adecuada atención a situaciones que puedan reactivas la enfermedad y producir algún brote de la misma, como pueden ser intervenciones quirúrgicas, infecciones, embarazos, etc.

Administrar vacunas (gripe, neumococo), pero no utilizar vacunas de virus vivos atenuados en pacientes con tratamiento con inmunosupresores y corticoides.

2.- Tratamiento Farmacológico

Según los casos, se manejan los siguientes fármacos:

Antiinflamatorios no esteroideos (AINES) cuando el paciente presenta  manifestaciones articulares y musculares.

Antipalúdicos ( se utilizan durante cortos períodos de tiempo), cuando aparecen manifestaciones cutáneas y articulares. Se han de vigilar estrictamente los posibles efectos secundarios.

Corticoides ( Prednisona y Prednisolona) , se emplean cuando el paciente tiene manifestaciones osteoarticulares que no responden a los antiinflamatorios no esteroideos, y en alteraciones sistémicas graves  tales como afectación renal,  alteraciones hematológicas, miocarditis o vasculitis.

Los Inmunodepresores se utilizan en caso de  nefropatía proliferativa difusa.

Ciclofosfamida, en nefropatía lúpica.

Azatioprina en la nefropatía.

Metrotexato en afectación articular grave.

Talidomida en el Lupus Eritematoso Sistémico.

Ciclosporina A, en ciertos casos de afectación cutánea.

Mierofenolato de mofetilo en casos de glomerunefritis proliferativa.

Inmunoglobulina por vía intravenosa en trobocitopenias.

Rituximab. Es un anticuerpo monoclonal sintético con el que últimamente se están obteniendo muy buenos resultados.

No comments yet.

Add a comment


cinco + = 12

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons