sep 4

Machismo.Violencia Conyugal

Violencia Conyugal

Machismo

Maniobras Machistas(continuación)

2) Maniobras Encubiertas o Indirectas

En algunas de estas maniobras, los objetivos del hombre son tan encubiertos que pasan desapercibidos. Se utiliza no la fuerza o el enfado, sino el afecto y la inducción de actitudes que llevan a la mujer a hacer lo que no quiere realmente hacer.

Son maniobras que no se perciben en el momento, pero que hacen sentir sus efectos coaccionantes pasado un tiempo y que hacen llegar a una reacción retardada por parte de la mujer (y “exagerada” según el varón) de mal humor, frialdad o estallido de rabia.

De estos mecanismos encubiertos los más frecuentes son los siguientes:

- Abuso de la capacidad femenina de cuidado.

En una sociedad patriarcal a la mujer se le han impuesto roles de servicio: madre, esposa, hija, asistenta, enfermera, gestora, etc. Si además es una mujer trabajadora, aumenta la calidad de vida del varón a expensas del sobreesfuerzo físico y emocional de la mujer, sin que él habitualmente lo reconozca. Las estadísticas corroboran que los varones aumentan su salud psicofísica durante el matrimonio y las mujeres la empeoran.

El abuso de la capacidad femenina de ser cuidadora la manifiesta el varón a través de:01 - Fam tradicional

Maternalización de la mujer. Cuando la induce a que sea una madre tradicional y que priorice sus conductas en función de los hijos y sobre todo del marido.

Delegación en la mujer del cuidado de las viviendas y de las personas. El varón en general cree que la mujer es la encargada de cuidar la vitalidad de pareja, las relaciones entre ellos, las relaciones con la familia de ambos e incluso con los amigos de él.

Requerimientos abusivos solapados como son los comportamientos de “niño tirano” que tienen algunos varones al pedir continuamente atención hacia él, hacia sus palabras, sus actos y sus requerimientos, y sobre todo cuando enferman.

- Creación de falta de intimidad

Cuando intentan controlar las reglas del diálogo a través de la distancia y a la creencia en el derecho del varón a apartarse sin negociar, transmitiendo el mensaje de que para él lo importante es él,  mientras la relación y la conexión con la mujer son aspectos secundarios en su vida.

Esta actividad se puede reflejar:

A través del silencio, no contestar, contestar con monosílabos, no escuchar o hablar por hablar sin decir nada consistente. De esta forma se niega a reconocer que el punto de vista de ella pueda ser válido o que no sabe qué hacer para ganar la partida.

Aislamiento y fijación de límites con frases como: “lo hago a mi modo”, “no me organices”, “nunca estás conforme”, etc.

Seudointimidad. El varón dialoga pero manipulando el diálogo para favorecer el control y ocultamiento. Y lo hace a través de de una comunicación defensiva-ofensiva con el objetivo no de comunicarse sino de imponer y convencer,  a través de engaños y mentiras que desfiguran la realidad y de ese modo seguir aprovechando ventajas que de otra manera perdería. Entre los engaños más frecuentes están: negar infidelidades, negar lo evidente, adular, no reconocer errores sabiendo que se cometieron, o incumplir promesas.

- Desautorización.

Está basada en la creencia de que el varón tiene el monopolio de la razón, y éste la realiza con:

Descalificaciones. O valoraciones negativas de las actitudes de la mujer, criticarla por cualquier cosa y de forma reiterada no dándole derecho a ser valorada salvo que obedezca las “razones” de él, o ignorar o restar importancia a todo lo que ella hace.

Negación de lo positivo o no reconocer a la mujer sus cualidades ni los aspectos positivos que aporta al vínculo y a la vida cotidiana.

Autoalabanzas y autoadjudicaciones. Se desautoriza y minusvalora a la mujer a través de la hipervaloración que hace el varón de sí mismo, de sus cualidades y aportes y autoadjudicándose espacios y aportes que niega a la mujer. No dejarse enseñar por la mujer con un “ya lo se” o “esto no funcionaba si no estuviera yo”.

No comments yet.

Add a comment


seis + 4 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons