feb 18

Mastoiditis en Niños

Mastoiditis en Niños

La Mastoiditis es una infección de la apófisis mastoides que, como ya se explicó en una publicación anterior, es un hueso situado detrás del oído.  Esta infección generalmente es secundaria a una infección de oído, en concreto a otitis media aguda.

La enfermedad es más frecuente en niños, en particular, más frecuente en niños menores de 4 años con historia de infecciones de oído de repetición.

Síntomas de la Mastoiditis

En principio comienzan por los síntomas de una infección de oído y van a aparecer:

Dolor más o menos intenso del oído del lado afectado.

Secreción o supuración de ese oído.

Además unos días después se van a sumar los síntomas de afectación de la mastoides tales con son:maxresdefault

Inflamación importante en la zona situada detrás del pabellón auricular.

Eritema o enrojecimiento en esa zona.

Pabellón auditivo inclinado hacia adelante, empujado por la inflamación.

El surco retroauricular está casi borrado.

Dolor intenso a la palpación de la mastoides, o sea en la zona inflamada y enrojecida.

Síntomas generales. Además el niño se puede quejar de:

Dolor de cabeza.

Malestar general.

Náuseas, vómitos y pérdida de apetito.

Diagnóstico de Mastoiditis

El diagnóstico de la enfermedad se va a realizar mediante:

Historia clínica del niño, exploración general y exploración de oídos y mastoides.

Analítica general de sangre.

Cultivo de la secreción de oído.

Tomografía computarizada (TAC) y/o resonancia magnética.

Diagnóstico Diferencial de una Mastoiditis

Se debe distinguir la Mastoiditis infecciosa de otras enfermedades que pueden dar sus mismos síntomas o parecidos, tales como son:

Traumatismo del oído que además afecte a la apófisis mastoides.

Fractura basilar o de la base del cráneo.

Adenopatías cercanas a la zona de la mastoides.

Parotiditis o inflamación de las glándulas parótidas.

Quistes y tumores en esa zona.

Tratamiento de la Mastoiditis

El tratamiento va a depender del grado de afectación del niño y gravedad del cuadro. Las dosis de los fármacos siempre estarán adecuadas al peso del niño.

Se utilizan:

Antibióticos.

Antérmicos.

Analgésicos.

Antiinflamatorios no esteroideos.

No se debe administrar Aspirina (Ácido Acetil Salicílico) a menores de 16 años.

En ocasiones puede tener que aplicarse tratamiento quirúrgico, que puede ser:

Miringotomía y tubos de drenaje en los oídos.

Mastoidectomía para extraer la zona afectada de la apófisis mastoides.

Drenaje del absceso mastoideo cuando se efectue la limpieza del mismo.

No comments yet.

Add a comment


seis − = 4

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons