Entradas

11
Feb

Mastoiditis

La Mastoiditis es una inflamación o infección de la apófisis mastoides.

La apófisis mastoides es una parte del hueso temporal del craneo, que está situado detrás de los oídos. Es un hueso muy poroso que está compuesto por numerosas celdillas donde va a drenar el oído medio.

La Mastoiditis es generalmente una complicación de una otitis media aguda. El hueso se llena de material purulento que puede llegar a destruir su estructura en panal (celdillas).

La Mastoiditis es más frecuente en niños y suele haber antecedentes, en la mayoría de los casos, de una infección del oído medio.

Antes de la era de los antibióticos esta enfermedad era una de las causas principales de muerte infantil.

En la actualidad es una enfermedad relativamente rara y mucho menos peligrosa.

Es rara porque generalmente se tratan bien con antibióticos las otitis medias, con lo que no se va a dar lugar a que se compliquen con una Mastoiditis.

Causas de la Mastoiditis

Como ya se señaló, la causa suele ser una otitis media aguda que a su vez, y generalmente, está producida por diferentes bacterias.

Clasificación de la Mastoiditis

Se conocen tres etapas en la evolución de una Mastoiditis.

Mastoiditis simple. Con inflamación de la mucosa. Aparece en la mayoría de las otitis media aguda pero no da síntomas. No se considera una complicación de la otitis, sino una de sus manifestaciones.

Mastoiditis con afectación del hueso. Por propagación de la infección del oído medio. Suele acompañarse de dolMastoiditisor retroauricular, sobre todo a la palpación y percusión del hueso.

Mastoiditis con osteítis. Es la forma más avanzada y más grave. En esta fase es cuando se produce la destrucción del hueso traveculado de las celdillas mastoideas con el riesgo de formación de un absceso subperióstico. Los síntomas son los mismos que los de la Mastoiditis con afectación perióstica (del hueso) y el diagnóstico de una fase u otra solamente se puede hacer mediante TAC.

Síntomas de Mastoiditis

En primer lugar se agravan los síntomas de la otitis media:

Aumenta la fiebre.

Reaparece la supuración del oído.

Hipoacusia o pérdida de oído.

Aumento del dolor auricular, que se va a irradiar hacia atrás, hacia el hueso.

Además aparece:

Dolor de cabeza.

Inflamación de la mastoides.

Enrojecimiento de la zona detrás del oído.

Dolor a la palpación y percusión del hueso.

Se borra el surco retroauricular.

Desplazamiento del pabellón auricular hacia adelante y abajo.

Malestar general del paciente muy importante con pérdida de apetito, vómitos y cansancio extremo.

Diagnóstico de la Mastoiditis

El diagnóstico de la enfermedad se realiza mediante la Historia Clínica, la exploración general del paciente y específicamente la exploración de oídos y de la apófisis mastoides.

Se considera en general que se debe hospitalizar a un paciente del que se sospecha que padece una Mastoiditis.

Las pruebas complementarias a realizar van a ser:

Analítica general de sangre. En el hemograma se suelen encontrar signos de infección tales como leucocitosis con desviación a la izquierda y el PCR y la velocidad de sedimentación de la sangre (VSG) elevados.

Cultivo de exudado del oído para localizar al primer responsable de la infección y antibiograma que indica qué antibiótico va a ser más eficaz para ese germen concreto.

Hemocultivo, o cultivo de sangre, donde así mismo se puede llegar a encontrar el agente infeccioso responsable.

Radiografía de la apófisis mastoides de ambos lados para comparación. En ocasiones puede verse una opacidad de las celdas mastoideas en el lado afectado, aunque en general esta prueba ofrece escasa información.

Tomografía axial computarizada (TAC) o resonancia magnética, según los casos, son las pruebas que van a dar el diagnóstico definitivo.

Si el paciente tiene síntomas de meningitis se debe realizar una punción lumbar.

Tratamiento de la Mastoiditis

El tratamiento se realiza basándose en los siguientes datos del paciente:

Edad, estado general y antecedentes clínicos.

Grado y gravedad de la enfermedad.

Tolerancia que puede tener a determinados medicamentos.

Expectativas de evolución.

Preferencias en cuanto a la vía de administración, siempre que esto sea posible.

El tratamiento se realiza a base de antibióticos durante un período de 10-14 días, dependiendo la duración de la gravedad del cuadro.

Se aplican medidas complementarias tales como:

Hidratación adecuada.

Antitérmicos para tratar la fiebre.

Analgésicos y/o antiinflamatorios no esteroideos para el dolor.

Complicaciones de la Mastoiditis

No son frecuentes, pero como la mastoides se relaciona con la fosa craneal posterior y media y el nervio facial,  podrían aparecer:

Complicaciones neurológicas intracraneales.

Parálisis facial.

Se puede extender la infección a regiones vecinas con aparición de los siguientes problemas:

Absceso en mastoides y tortícolis.

Alteración cigomática con inflamación de la mejilla.

Osteomielitis del hueso temporal.

Osteítis o destrucción ósea de la apófisis mastoides.

Mastoiditis crónica.

.

El Tema:  Mastoiditis,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna,  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada