ene 27

Miastenia Gravis. Crisis Miasténica

Miastenia Gravis

Crisis Miasténica

Se define como Crisis Miasténica al aumento de la debilidad medular de tal grado y gravedad que pone en riesgo la vida del paciente.

Este peligro viene dado sobre todo por la debilidad de la musculatura intercostal y del diafragmaEconomic-Free-Shipping-24pcs-Lot-Good-Quality-font-b-Silk-b-font-Artificial-font-b-Hydrangea, que lleva al paciente a una dificultad progresiva para respirar que puede desembocar en una Insuficiencia Respiratoria.

Las Crisis suelen ocurrir en personas con la enfermedad mal controlada por no tomar la medicación adecuada o las dosis correctas de los fármacos correspondientes o también porque sufren alguna infección sobreañadida, o cuando son sometidos estos pacientes a alguna intervención quirúrgica sin la debida preparación en cuanto a la Miastenia.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento de una Crisis Miasténica.

Se debe llevar a cabo en una Unidad de Cuidados Intensivos, por un equipo con experiencia en el tratamiento de estas Crisis, de la insuficiencia respiratoria, de las posibles complicaciones infecciosas, de la reposición de electrolitos y de todas las complicaciones que puedan presentarse.

En el tratamiento de la Crisis Miasténica se utilizan la plasmaféresis y la inmunoglobulina, que  suelen ser muy útiles para acelerar la recuperación del paciente.

Prevención de una Crisis Miasténica.

La prevención incluye varias medidas, entre otras las siguientes son fundamentales:

El paciente ha de tomar la medicación anticolinesterásica 30-45 minutos antes de las comidas, para reducir el riesgo de aspiración de los alimentos al comer, por la posible debilidad de la musculatura faríngea.

Se deben seguir exactamente las indicaciones del médico sobre la toma de la medicación en cuanto a dosis y horarios.

Es importan que un paciente con Miastenia se alimente de forma adecuada para además así poder mantener un peso óptimo, porque el sobrepeso es contraproducente en la enfermedad.

Evitar lugares donde se corra peligro de infección, tales como lo son lugares públicos cerrados.

Realizar una actividad física adecuada a la situación de cada paciente, alternándola con periodos de descanso.

Utilizar técnicas de reducción de estrés y evitar en lo posible  alteraciones emocionales.

Informar de su enfermedad a cualquier médico que vaya a prescribirle un medicamento, ya que algunos pueden interferir con el tratamiento específico de la Miastenia Gravis o con los fármacos utilizados en su tratamiento.

No comments yet.

Add a comment


uno + 5 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons