ene 25

Miastenia Gravis. Síntomas

Miastenia Gravis

Síntomas de la Miastenia Gravis

El inicio de la enfermedad por regla general suele ser lento e  insidioso.

Los primeros músculos afectados acostumbran a ser la musculatura que controla los movimientos de los ojos y los primeros síntomas de estos pacientes suelen ser  la visión doble y los párpados superiores caídos en mayor o menor grado.

También puede haber al principio de la enfermedad afectación de los músculos orofaríngeos, lo que da como manifestación una llamativa dificultad para masticar, para batragar o incluso para hablar.

Los músculos de las extremidades se van  alterando progresivamente más tarde.

Una vez que ha comenzado, la enfermedad suele avanzar de manera lenta durante un periodo de tiempo que puede oscilar entre  uno a varios años.

La Miastenia Gravis no afecta a órganos como el cerebro, ni al corazón, ni al trayecto gastrointestinal.

Los síntomas de la enfermedad pueden aparecer por primera vez durante el embarazo, el puerperio, o como reacción a algunos de los fármacos que se administran durante una anestesia.

Lo característico de la enfermedad es que la fatiga aumenta con el ejercicio y se recupera, al menos parcialmente, con el reposo.

El curso de la enfermedad es variable, pero por lo general es progresiva.

Entre los síntomas que se manifiestan con mayor frecuencia y según el grado de gravedad de la Miastenia Gravis, se pueden encontrar las siguientes alteraciones:

Caída más o menos pronunciada de los  párpados superiores de uno o de los dos ojos, lo que se conoce como ptosis palpebral.

Es frecuente que el paciente refiera Visión doble o nublada.

Hay cansancio y falta de fuerza muscular que se agudiza con el ejercicio y que también se manifiesta al caminar por mal terreno o en la dificultad para subir cuestas o escaleras cuando la enfermedad afecta a las piernas.

Cambio de la expresión facial con dificultad para sonreír o gesticular.

Debilidad en brazos y manos, si la enfermedad afecta a extremidades superiores.

Alteraciones del habla, voz gangosa, y dificultad para hablar.

Dificultad para tragar alimentos sólidos y/o líquidos.

Una Crisis Miasténica es una complicación de la enfermedad que puede amenazar la vida del paciente por la debilidad de los músculos respiratorios.

No comments yet.

Add a comment


6 + = diez

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons