mar 6

Mieloma Múltiple

Mieloma Múltiple

El Mieloma Múltiple es un cáncer relativamente frecuente que comienza a formarse en las células plasmáticas de la médula ósea.

La médula ósea es un tejido que se encuentra en el interior de los huesos, cuya función es producir células sanguíneas.

Las células plasmáticas de la médula ósea producen anticuerpos, que son los elementos que ayudan al organismo a combatir las enfermedades.

En el Mieloma Múltiple las células plasmáticas se multiplican de forma descontrolada, lo que origina por un lado la aparición de tumores en áreas de hueso sólido y por otro que la médula ósea no pueda producir de forma normal el resto de las células sanguíneas.

En esta enfermedad se genera continuamente y en cantidad superior a la habitual, un anticuerpo llamado proteina M que se puede detectar en la sangre y en la orina del paciente.

El Mieloma Múltiple se engloba dentro de cuadros llamados “Ganmapatías Monoclonales”.

Este tipo de cáncer afecta principalmente a personas mayores de 50 años.

Supone el 10% de los cánceres hematológicos o del sistema sanguíneo y el 1% de todos los cánceres.

Tiene mayor incidencia en hombres que en mujeres. Es más común en Afroamericanos.

En España se diagnostican unos 10.000 casos anualmente.

Síntomas

 - Los síntomas del Mieloma Múltiple se derivan de la proliferación de las células malignas en la médula ósea, que desplazan a las células normales, dando lugar a un cuadro de anemia y de descenso de la inmunidad, con lo que el paciente presenta:

Cansancio.  Palidez.  A00086F01 (2)

Taquicardia.  Sofocos.  Mareos.

Malestar general.

Infecciones de repetición.

Dificultad respiratoria.

Problemas de sangrado.

- Hay también afectación de los huesos por destrucción de los osteocitos de las células óseas, dando lugar a:

Fracturas espontáneas de los huesos.

Fuertes dolores óseos.

Cuando afecta a vértebras, puede existir compresión de las raíces nerviosas con los consiguientes síntomas: debilidad, dolor y parestesias en extremidades.

Los huesos más afectados son aquellos en los que la médula ósea es más activa en las personas adultas y van a ser: La columna vertebral, los huesos del cráneo, de la pelvis, costillas y alrededor de hombros y caderas.

Los Brazos, piernas, manos y pies no son afectados generalmente.

Las zonas lesionadas de los huesos suelen presentar, en la radiografía, agujeros o zonas ensombrecidas, que corresponden a áreas destruidas, y es por donde se pueden producir las fracturas espontáneas. Las vértebras lesionadas tienden a aplastarse.

- En el Mieloma Múltiple aparece en la sangre una proteína anómala conocida como “proteína de Bence Jones”. De la presencia menor o mayor de esta proteína puede derivarse una lesión severa que desemboque en una insuficiencia renal.

- Debido a la destrucción de los huesos, el calcio en sangre va a estar muy elevado con lo que va a aumentar el riesgo de insuficiencia renal.

- También hay en esta enfermedad una hiperviscosidad de la sangre que puede dar lugar a:

Alteraciones cutáneas en la cara.

Alteraciones en las mucosas.

Gangrenas.  Vasculitis.

Fenómeno de Reynaud.

Acrocianosis de los pabellones auriculares.

- Cuando se trata el Mieloma, hay pacientes que desarrollan anticuerpos contra el factor VII  de la sangre con lo que se provoca como efecto indeseado una hemofilia adquirida.

No comments yet.

Add a comment


+ 7 = dieciséis

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons