ago 15

Mononucleosis Infecciosa

Mononucleosis Infecciosa

Como su nombre indica se trata de una Enfermedad Infecciosa que se transmite a través de la saliva, por lo que también se la conoce como “Enfermedad del Beso”.

La produce el virus de Epsteinn Barr, que es un virus que pertenece a la familia del virus del Herpes.

Con menos frecuencia la puede producir el Citomegalovirus.

Además de por los besos también se puede transmitir la enfermedad al beber del mismo vaso o botella, o compartir comida con la persona infectada.

Después de la infección el virus puede persistir hasta año y medio en la faringe y reaparecer más tarde de forma intermitente.

También puede propagarse por sangre y por trasplante , y es posible que por contacto sexual, aunque de momento no se tiene certeza científica.1aa

La enfermedad tiene distribución mundial.

El virus se suele adquirir en edades tempranas y la enfermedad la van a  padecer con más frecuencia los adolescentes y los adultos jóvenes, entre 14 y 25 años.

Datos epidemiológicos asocian el virus de Epstein Barr (VEB) con la enfermedad de Hodking.

Está en investigación el papel que puede desempeñar también este virus en el desarrollo del cáncer de cuello de útero.

Síntomas de Mononucleosis Infecciosa

El periodo de incubación de la enfermedad suele ser de entre 30 y 45 días.

Hay un periodo de inicio de la infección que dura unos 4-5 días, durante el que aparece:

Malestar general inexplicable.

Dolores musculares generalizados similares a los de un estado gripal.

Dolor de cabeza persistente de diferente intensidad.

En otros casos el inicio de la enfermedad es brusco, con la presencia de los siguientes síntomas:

Fiebre elevada persistente junto a episodios de escalofríos y sudoración profusa durante los picos febriles.

Gran sensación de cansancio y malestar general de manera continuada.

Dolor de garganta persistente con faringe enrojecida.  Inapetencia.

Dolores musculares importantes y generalizados.

Puede aparecer una erupción cutánea de diferentes características y de mayor o menos extensión.

Las amígdalas van a estar considerablemente aumentadas de tamaño.

Dolor de cabeza persistente.

Es característica en esta enfermedad la aparición de inflamación de los ganglios linfáticos, sobre todo en zonas laterales del cuello y en las axilas.

 

No comments yet.

Add a comment


siete + 9 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons