Entradas

26
Jun

 

Neurorehabilitación de los Pacientes con Ictus Cerebral o accidente Cerebro-vascular

Evolución y Pronóstico

No se puede hacer un Pronóstico exacto de cuál va a ser la Evolución del paciente que ha sufrido un Ictus.

Lo que si se puede realizar es una estimación aproximada, basada en la experiencia clínica, en los estudios estadísticos existentes y en la forma de evolución habitual del tipo de Ictus.

Para realizar el pronóstico y estimar cual puede ser la evolución, es necesario tener también en cuenta una serie de factores tales como son los señalados en el párrafo anterior a los que se añade el tipo de Ictus que ha sufrido el  paciente, porque es distinto si se trata de un Ictus Isquémico e de un Ictus Hemorrágico.17

Los supervivientes del Ictus Hemorrágico tienen un pronóstico más favorable porque en este tipo de Ictus en general suele haber menos tejido cerebral dañado, por lo que la evolución va a ser mejor, aunque si es cierto que el inicio de la recuperación va a tardar más tiempo en iniciarse.

En cualquier tipo de Ictus en general el 95% de la recuperación del paciente se ha logrado hacia el tercer mes de evolución.

Posteriormente, entre el cuarto y el sexto mes, la recuperación es más leve y más lenta. y a  partir del sexto mes apenas si va a experimentar  mejoría alguna.

En general se puede decir que transcurridos tres meses tras la aparición del accidente cerebro-vascular, vemos las posibilidades reales de recuperación del paciente e intuir hasta donde puede llegar en adelante.

Una vez pasada la fase aguda del Ictus y cuando se ha conseguido una estabilización aceptable del paciente, se deben identificar la serie de factores clínicos que pueden influir en la recuperación en mayor grado o en menor grado y más rápido o más lento, de aquel.

De todos estos factores que se pueden obtener por la historia clínica del paciente una van a ser modificables y otros no modificables.

Un factor no modificable es por ejemplo la edad, sobre el que no se puede influir

Pero hay que estar atento a los factores modificables, porque, si se controlan, se consigue un mayor beneficio en el tratamiento Neuro-rehabilitador. Por ejemplo un factor modificable es la hipertensión. Si está bién controlada, el paciente va a evolucionar mejor.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada