sep 19

Neutropenia Crónica Severa. Tratamiento

Diagnóstico de Neutropenia Crónica Severa

Cuando se sospecha por los síntomas del paciente cualquier tipo Neutropenia, para hacer el diagnóstico correcto se deben realizar:

- Hemograma. La primera prueba debe ser un análisis de sangre.

- Si los Neutrófilos son bajos, repetir el hemograma para confirmar la Neutropenia.

Los Neutrófilos pueden ser normales si se trata de una Neutropenia cíclica. Si se sospecha este trastorno, habrá que repetir la analítica tres veces por semana durante seis semanas.

- Además se determinan anticuerpos antineutrófilos por si se tratase de una Neutropenia autoinmune.

- Aspirado y biopsia de médula ósea. El aspirado se hace en crestas ilíacas o en el esternón.

- Evaluación citogenética y estudios moleculares

Síntomas de NeutropeniaThinkstockPhotos-502295680

Es posible que se presenten síntomas como:

Escalofríos y malestar.

Fiebre superior a 38 grados.

Debilidad muscular y fatiga.

Úlceras en labios, encías o faringe.

Tos o disnea (dificultad para respirar)

Tratamiento de las Neutropenias

Va a depender del tipo de Neutropenia.

Si no hay destrucción de la médula ósea, el pronóstico de recuperación suele ser bueno.

Los tratamientos que se llevan a cabo van a ser:

- Tratamientos de soporte

Existen diversos tratamientos de soporte. Los más importantes son:

Cuidado bucal con revisiones periódicas, higiene correcta y enjuagues con antisépticos bucales.

Administrar todas las vacunas recomendadas según el calendario de cada país.

Higiene general con lavado frecuente de manos.

Control de temperatura y consultar a su médico si aparece fiebre superior a 38,5 grados.

En ocasiones es necesario hacer profilaxis con antibióticos.

En caso de viajes, en muchos países hay centros de expertos en Neutropenia. Se debe llevar la dirección por si hay problemas.

- Otros tratamientos

En caso de Neutropenia congénita, cíclica o idiopática severas, son:

Factor estimulante del crecimiento de colonias granulocíticas (G-CSF) que va a aumentar la maduración de los Neutrófilos. La dosis varía según los pacientes. Se administra por inyección subcutánea. Tiene muy buenos resultados aunque pueden aparecer efectos secundarios como: reacciones en el lugar de la inyección, plaquetopenia, dolores óseos y articulares, hematuria o vasculitis)

Transfusión de glóbulos blancos. Es raramente utilizada salvo en el caso de aparición de infecciones graves.

Trasplante de médula ósea en el caso de que no haya respuesta al tratamiento con G-CSF o en pacientes que hayan desarrollado leucemia o mielodisplasia.

Otros tratamientos que incluyen: corticoides, citoquinas, antibióticos, vitaminas, inmunoglobulinas o fármacos inmunosupresores.

No comments yet.

Add a comment


8 − uno =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons