feb 8

Niños. Chupar el dedo.Rabietas. Tartamudeo

 

Niños

Chuparse el pulgar

La Incidencia en que aparece es el 30-40 % de los niños en edad preescolar y  el 10-20 % en niños mayores de 6 años.

Este hábito puede tener un efecto positivo en el niño puesto que le permite manejar mejor sus tensiones, pero también puede tener efecto negativo sobre la salud dental del pequeño y se ha asociado a:

Maloclusión.

Mordedura anterior excesivamente abierta.

Traumatismos de mucosa bucal.

Deformidad del pulgar.

También estos niños están más predispuestos a adquirir enfermedades como micosis o impétigo alreimagesdedodedor de la boca.

A veces chuparse el dedo tiene impacto sobre la adaptación social del niño que tiende a considerarse menos inteligente o poco feliz.

Por lo general el tratamiento de este hábito es ineficaz hasta que el niño tiene al menos 4 años o más, si ha experimentado una pérdida traumática.

Para que abandone el hábito puede tener buenos resultados la utilización de un mordedor  y tratamiento de tipo “inversión del hábito”.

Morderse las uñas

Es un hábito que ocurre en un 40 % de los adolescentes y con menos frecuencia en menores de 12 años.

Es un hábito inofensivo, pero puede producir infecciones en el dedo, caída de las uñas  e incluso trastornos dentales.

Se han ensayado diversos tratamientos.

El 15 % responde al tratamiento de untar la uñas con sustancias amargas.

Un 40 % evoluciona bien con “inversión del hábito” (definir la conducta, reconocer el momento en que aparece y sustituirlo por otro movimiento, cerrar el puño o aferrar un objeto,…).

Para tener éxito lo mejor es que el individuo haya decidido dejar de morderse las uñas y así estar motivado para tener las manos ocupadas en otras cosas.

Rabietas

Son frecuentes en niños de 2 a 4 años, la edad que da paso a una cierta autonomía de los pequeños.

Es una forma en la que el niño “echa un pulso” a padres y cuidadores.

Los niños deben recibir normas y disciplina, pero se deben evitar castigos duros.

El aspecto más importante es el de la perseverancia, fijando y manteniendo unos límites para el niño y que no existan contradicciones en el comportamiento y las instrucciones emitidas por los adultos próximos.

Las Rabietas suelen ser la respuesta del niño a no salirse con la suya y suelen ser peores si el niño está cansado, tiene sueño o está enfermo.

Cuando la Rabieta ha pasado, se debe hablar con el niño y explicarle por qué ese comportamiento no funciona y animarle a autocontrolarse.

Tartamudeo

Es un trastorno  que consiste en una alteración del lenguaje, caracterizado por la repetición y las prolongaciones inhabituales de sonidos, sílabas o palabras.

También pueden existir titubeos o pausas que interrumpen el ritmo y flujo normales del lenguaje.

En el Tartamudeo se repiten segmentos de palabras y se prolongan los sonidos.

La prevalencia es de alrededor del 1 % antes de la pubertad y un 0,8 % en adolescentes.

Es más frecuente en varones y a menudo hay antecedentes familiares de este trastorno.

En muchos niños aparece a los 2-3 años, cuando comienzan a hablar, pero la mayoría no empieza a tartamudear hasta que van al colegio.

El estrés puede aumentarlo, aumenta en los niños al hablar en público, por teléfono o ante personas autoritarias.

Disminuye al leer o cantar.

Desaparece de manera espontánea en el 70 % de los niños pequeños.

Hay técnicas para tratar con éxito el tartamudeo y en ocasiones estos niños han de ser derivados al Foniatra.

 

Comments (2)

Add a comment
  1. 28 febrero, 2013

    hola, bueno yo tengo 27 años y aun tengo el habito de chupar dedo y no encuentro la manera de dejarlo, ya como han de suponer tengo una mordida abierta y creo que necesitare un intervencion quirirgica con un cirujano maxilofacial he leido mucho acerca de esto, quiero reparar mis dientes pero no antes sin dejar ste habito tan dañino, si tienen algun consejo o ayuda para mi considerando mi edad se los agradezco . muchisimas gracias

    Responder
    • 28 febrero, 2013

      Tiene razón que lo primero es intentar suprimir ese hábito. A su edad está tan arraigado que necesitará la ayuda de un Psicoterapeuta. Un saludo

      Responder

Add a comment


4 + = nueve

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons