oct 19

Paratiroides. Glándulas Paratiroides. Hipoparatiroidismo

Paratiroides

Las Glándulas Paratiroides son glándulas endocrinas situadas en el cuello, detrás de los lóbulos de la glándula tiroides.

Por lo general son cuatro pequeñas glándulas, dos superiores y dos inferiores, pero puede haber cinco o más.

Su función es producir la hormona paratiroidea o Parathormona.

Estas pequeñas glándulas tienen forma de lenteja, miden aproximadamente 5 x 2 x 2 milímetros y tienen consistencia blanda.

Están rodeadas de una cápsula y las componen tres tipos de células. Las células principales son las encargadas de producir la Parathormona.

Hormona Paratiroidea o Parathormona

Esta  hormona tiene las siguientes funciones dentro del organismo:

- Facilita la absorción de calcio, vitamina D y fosfato en el intestino.

- Aumenta la reabsorción de calcio en los huesos mediante la producción de más osteoclastos, que a su vez producen ciertas hormonas para aumentar esa reabsorción.

- Reduce la excreción de calcio por el riñón y aumenta la excreción de fosfato.0

- Aumenta la reabsorción de de calcio en el intestino y de sus niveles en sangre.

En definitiva, la Parathormona regula la cantidad de calcio presente en la sangre, en los huesos y en el sistema nervioso.

La función de esta hormona es la opuesta a la de la Calcitonina.

La Calcitonina es otra hormona, en este caso segregada por las células parafoliculares de la glándula tiroides, que disminuye la actividad osteoclástica, desacelera la formación de osteoclastos que destruyen el hueso, y acelera la formación de osteoblastos que se encargan de la formación de hueso.

Enfermedades de las Glándulas Paratiroides

Los trastornos más frecuentes de las Glándulas Paratiroides y que pueden ser producidos por diferentes enfermedades, van a ser el exceso de producción de hormona paratiroidea, o Hiperparatiroidismo, y el defecto de producción de la hormona, o Hipoparatiroidismo.

Hipoparatiroidismo

El Hipoparatiroidismo, o déficit de hormona paratiroidea, es una patología menos frecuente que el hiperparatiroidismo. Suele aparecer como consecuencia de intervenciones quirúrgicas en el cuello relacionadas con el trastorno de la glándula tiroides o de la laringe.

En estas intervenciones, o bien se extirpan las glándulas paratiroides (la mayoría) de manera accidental , o bien se dañan las arterias que aportan sangre a las glándulas, con lo que estas al quedar sin riego dejan de funcionar.

En algunas operaciones quirúrgicas a nivel del cuello, aunque el cirujano se proponga salvar las glándulas paratiroides, en ocasiones no lo consigue.

Este déficit de hormona paratiroidea  se suple con tratamiento a base de calcio y de vitamina D3 o con los precursores de esta (calecalciferol y calcitriol).

En el tratamiento no puede emplearse hormona paratiroidea.

Las dosis de Calcio que se utilizan son:

Calcio. De 1 a 2 gramos diarios dividido en 2-3 dosis.

Colecalciferol. 50.000 UI diarios.

Calcitriol. De 0,5 a 2,0 microgramos diarios.

No comments yet.

Add a comment


− cuatro = 1

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons