Entradas

20
Dic

 

Embarazo

Problemas durante el Embarazo

2.- Trastornos Hematológicos

Los más frecuentes e importantes son los siguientes:

a) Anemia ferropénica.

Es bastante frecuente durante el Embarazo.

Puede producir palidez, cefalea, fatiga y malestar en la mujer.

La anemia no suele ser un problema para el feto, porque el hierro (poco o mucho) que tiene la madre se lo va a llevar él.

Es necesario dar suplementos de hierro durante el Embarazo para fortalecer a la mujer embarazada.

b) Talasemia.

En las mujeres embarazadas suele sospecharse cuando presentan, en un análisis de sangre, una anemia hipocrómica y microcítica que no responde a tratamiento con Hierro.

3.- Trastornos de Coagulación.

a) Tromboflebitis y trastornos troboembólicos.

El Embarazo aumenta el riesgo de trastornos tromboembólicos y tromboflebitis, y más si a la vez la mujer padece obesidad, varices, edemas o deshidratación.

El riesgo de embolismo pulmonar aumenta después del parto, más si ha habido cesárea y  la mujer hace reposo prolongado en cama.

b) Trombosis venosa profunda.

Son más frecuentes en la zona distal de las piernas.

Tiene los síntomas típicos de la trombosis: Hay edema sobre todo de tobillos, dolor en la zona afectada, cordón venoso engrosado y palpable, enrojecimiento, etc.  Se debe  realizar bien el diagnóstico antes de iniciar el tratamiento con heparinas de bajo peso molecular.

c) Embolismo pulmonar.

Es el problema mas grave que se puede presentar en una embarazada y una de las principales causas de mortalidad materna.

Hay que prevenirlo tratando debidamente la trombosis venosa en el caso de que la hubiere.

El médico ha de tener en cuenta la posibilidad de esta grave complicación, sobre todo en las pacientes de alto riesgo.

d) Trombocitopenia.

Es una disminución del número de plaquetas.

Puede producirse por diversas causas  tales como: anemia hemolítica, preeclampsia, etc.

En este proceso el principal problema es la hemorragia, por lo que está justificado vigilar cuidadosamente a la embarazada.

Solo se deben hacer transfusiones de plaquetas si hay una hemorragia aguda.

No suele implicar riesgo para el feto salvo que haya un sangrado abundante.

Se debe evitar en embarazadas con trombocitopenia la anestesia epidural, partos traumáticos. Y hay que reparar de inmediato las laceraciones perineales.

4.- Trastornos Endocrinológicos

Aunque durante un Embarazo en la mujer pueden aparecer diferentes problemas del sistema endocrino, el más frecuente va a ser la Diabetes.

a) Diabetes.

Se ha comprobado que mujeres que tienen ya una Diabetes antes del Embarazo, sea ésta tanto tipo 1 como tipo 2, si son debidamente controladas durante esa etapa, no van a presentar apenas problemas gestacionales. Y la enfermedad no va a repercutir de forma negativa ni sobre la madre ni sobre el feto.

Bien controladas estas mujeres con Diabetes tampoco van a sufrir abortos, ni partos prematuros, ni sobrepeso del feto.

Alrededor del 90 % de las Diabetes que se observan en una mujer durante el Embarazo son las llamadas Diabetes Gestacionales, Por eso es necesario hacer una prueba de sobrecarga de glucosa para descartarla.

Una vez realizado el diagnóstico, son indispensables la educación maternal y dietética para controlar tanto la buena evolución del Embarazo en la madre como el crecimiento adecuado del feto.

Si una embarazada con Diabetes gestacional necesita tratamiento con Insulina, deberá ser tratada por el especialista en Endocrinología, además de por el Ginecólogo.

Así mismo debe estar bajo supervisión del Endocrinólogo toda mujer con Diabetes tipo 1 ó 2 que quede embarazada.

b) Enfermedades del tiroides.

No son frecuentes. Afectan a una de cada quinientas embarazadas aproximadamente.

El hipertiroidismo.

Es el trastorno más frecuente.

Hay que tratarlo durante el Embarazo debido a que puede provocar aborto, parto prematuro o peso bajo al nacimiento. Pero la dosis de hormona tiroidea libre debe ser la menor posible para conseguir un resultado óptimo.

El Hipotiroidismo durante el Embarazo es raro, ya que se asocia a una alta tasa de infertilidad.

Sin embargo si una paciente hipotiroidea queda embarazada, aumentan en ella los riesgos de abortos, preclampsia, retraso de crecimiento fetal, desprendimiento de placenta, recién nacidos muertos o malformaciones congénitas.

Las mujeres tratadas con hormonas tiroideas que quieran quedarse embarazadas han de someterse a controles que aseguren que sus tasas hormonales no rozan el hipotiroidismo.

La L-tirosina no atraviesa la barrera placentaria. Por lo que se puede utilizar para el tratamiento durante el Embarazo con toda tranquilidad.

.

El Tema:  Embarazo. Problemas Médicos durante el Embarazo. Diabetes,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna,  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada