dic 29

Prolapso de Vejiga o Cistocele

Prolapso de Vejiga o Cistocele

Síntomas de Prolapso de Vejiga

Los Síntomas  del Prolapso de Vejiga son de intensidad variable dependiendo del grado de aquel, bien sea leve, moderado o grave.

Los síntomas más frecuentes son:

Sensación de pesadez constante en el bajo vientre.

Dolor en esa localización, sobre todo si la paciente permanece demasiado tiempo en pie.

Bulto en la zona vaginal que se palpa y molesta al caminar.

Dolores sacro-lumbares de diferente intensidad, persistentes.

Dolor en la práctica de  relaciones sexuales.

Incontinencia de orina o imposiblidad de vaciar toda la vejiga al orinar.

Estreñimiento porque el Prolapso presiona y obstruye el recto.

Todos estos síntomas suponen una notable disminución en la calidad de vida de la mujer, sobre todo la incontinencia urinaria.  Ésta se puede  producir de diferentes formas:

De manera espontánea, sin realizar esfuerzo alguno.vejiga_ca_da_3

Al cargar pesos excesivos o incluso moderados.

Al reír, toser, estornudar o en genera, al aumentar la presión intraabdominal.

Al permanecer mucho tiempo en pié o al correr.

La dificultad para el vaciado de la vejiga a su vez puede dar lugar a infecciones urinarias de repetición.

Diagnóstico de Cistocele

El diagnóstico se realiza mediante:

Valoración de los síntomas que refiere el paciente.

Tacto vaginal en el que se verifica la protusión de la vejiga y su grado.

Pruebas de imagen para valorar la forma y situación de la vejiga previas a una intervención quirúrgica.

Habitualmente se realizan: TAC abdominal o Cistografía (permite ver el mecanismo de vaciado de la vejiga).

Es conveniente hacer también un estudio miométrico para comprobar si los mecanismos de la micción (orinar) están conservados.

Tratamiento

El tratamiento depende de la severidad en el tamaño del Cistocele.

En casos leves o moderados se recomiendan:

Ejercicios dirigidos a fortalecer el suelo pélvico (ejercicios de Kegel), que  son muy útiles para tratar la incontinencia urinaria.

El biofeedback.

Estimulación eléctrica.

Pesario en el interior de la vagina para impedir que la vejiga descienda más.

Medidas generales:

Evitar los factores de riesgo posibles: estreñimiento, cargar pesos, ejercicio intenso que aumente la presión intra-abdominal y abandonar el tabaco.

En casos moderados o graves:

Generalmente el tratamiento es quirúrgico con objeto de colocar la vejiga en su posición inicial, sujeta por una malla.

Los resultados no siempre son satisfactorios y en ocasiones se vuelve a producir el Prolapso un tiempo después.

No comments yet.

Add a comment


4 − tres =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons