ene 8

Rectocele. Prolapso de Recto

Rectocele o Prolapso de Recto

Síntomas de Rectocele o Prolapso de Recto

El síntoma más evidente es la aparición de un bulto blando que sobresale por la vagina.

Suele acompañarse el Rectocele de estreñimiento por compresión del recto.

La paciente puede presentar indistintamente estreñimiento o incontinencia de heces.

Hay un dolor de espalda casi permanente que desaparece al acostarse.

Las relaciones sexuales le resultan dolorosas a la paciente.

Con la orina, al igual que ocurre con las heces, puede haber igual incontinencia de orina que dificultad para orinar.

Otro síntoma relacionado con las heces es la falta de una evacuación total del recto tras defecar.

Alrededor del 25% de los casos, la paciente para poder defecar debe presionar manualmente sobre el Rectocele.

Diagnóstico de Rectocele

Por la  Historia Clínica y la exploración, valorando los síntomas y signos descritos.

Es imprescindible un examen manual ginecológico.índicea

Se puede realizar una Defecografía con Bario para marcar el contorno del recto.

Resonancia magnética de abdomen y pelvis.

Fibroscopia del suelo pélvico.

Estudio de la pelvis con Ultrasonidos.

Manometría anorectal.

En ocasiones es preciso hacer estudios de tránsito intestinal.

El especialista indica cuales de estas técnicas se deben realizar para estudio de vagina, vejiga, recto y útero, dependiendo de las características y situación, grado de afectación y estado general de cada paciente.

Tratamiento

Depende del grado que haya alcanzado le Rectocele.

En las formas más leves, es decir, de menor tamaño, se puede realizar:

Terapia de bioretroalimentación, que consiste en enseñar a la paciente una serie de ejercicios pélvicos que debe realizar para poder evacuar mejor el intestino.

Se suelen utilizar Estrógenos para evitar que el Rectocele empeore.

Un Pesario colocado dentro de la vagina puede sujetar adecuadamente el  Rectocele siempre que éste no haya alcanzado un gran tamaño.

La cirugía está indicada en casos avanzados de Rectocele. Tiene como objetivo reparar las paredes de la vagina y que el recto vuelva a su posición anatómica normal.

Prevención del Rectocele

Evitar aumentar la presión en el abdomen.

No levantar objetos pesados.

Corregir el  estreñimiento en lo posible.

Corregir la tos crónica, si la hubiera.

Hacer ejercicios con frecuencia, especialmente dirigidos a fortalecer el suelo pélvico.

Tomar líquidos abundantes (para corregir el estreñimiento).

Alimentación rica en fibra.

Evitar la obesidad o el sobrepeso.

No comments yet.

Add a comment


+ 8 = trece

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons