Entradas

05
Oct

 

Riñón

Nefropatías o Enfermedades del Riñón

En general las enfermedades renales pueden ser agudas o crónicas.

En cuanto a la localización de la enfermedad en las distintas zonas del riñón, se distingue por un lado las alteraciones glomerulares o Glomerulopatías, y por otro las alteraciones del túbulo renal o Tubulopatías.

Las Glomerulopatías más importantes son las siguientes:

Glomerulonefritis aguda.

La Glomerulonefritis rápidamente progresiva.

Glomerulonefritis crónica.

Síndrome nefrótico.

Alteraciones urinarias sin síntomas.

Glomerulonefritis Aguda

Es una enfermedad aguda del riñón que se manifiesta con los siguientes síntomas:

Hipertensión arterial importante

Edemas o inflamación por retención de líquidos.

Sangre en la orina (Hematuria).

Proteínas elevadas en la orina o proteinuria.

Congestión circulatoria.

El edema suele aparecer primero en zona periorbitaria (alrededor de los ojos). Pero después aparece ascitis o líquido en el abdomen y derrame pleural o líquido en la pleura.

La hipertensión se produce por aumento de líquido en el organismo. Ello conlleva un aumento del trabajo cardiaco. En general ocurre porque los sistemas hormonal y nervioso, que están encargados del control de la tensión, están muy alterados. En los niños pequeños la hipertensión se puede acompañar de encefalopatía.

La congestión circulatoria, a su vez, se va a manifestar con hipertensión y en ocasiones con edema pulmonar.

Causas de Glomerulonefritis Aguda

Las causas más frecuentes son las siguientes:

Enfermedades infecciosas.

Enfermedades sistémicas o generalizadas y enfermedades autoinmunes.

Patologías glomerulares primarias.

La evolución dependerá de las lesiones que se producen en el glomérulo y del tratamiento adecuado que siga el paciente.

En la mayoría de los casos en una semana comienza una mejoría evidente de la función renal.

Glomerulonefritis Aguda por estreptococos

Esta enfermedad aparece por una infección previa por estreptococos en faringe o en la piel.

Se da sobre todo en niños entre 6 y 10 años de niveles sociales bajos, que viven con escasa higiene y nutrición insuficiente.

El periodo de latencia, cuando sigue a una infección faríngea, es de unos 8 o 10 días. Y cuando sigue a una infección de la piel es al menos de dos semanas.

Los síntomas son los ya descritos de cualquier otra glomerulonefritis.

Para el diagnóstico es necesario encontrar, mediante cultivo,  estreptococos en faringe o en las lesiones de piel.

Tratamiento de las Glomerulonefritis Agudas

Generalmente se hace un tratamiento de apoyo al paciente. Se recomiendan las siguientes pautas:

Reposo en cama hasta que la hipertensión desaparezca. Por otra parte no se recomiendan largos periodos de reposo.

El edema y la congestión circulatoria se tratan con restricción de líquidos y con fármacos diuréticos.

Si hay hipertensión grave se utilizan vasodilatadores.

Puede ser necesario en algunos casos el tratamiento con resinas iónicas, con diálisis o con ambos procedimientos.

Se ha de llevar a cabo una restricción protéica en la dieta, o sea, una dieta baja en proteínas.

En caso de glomerulonefritis estreptocócica se hace tratamiento con antibióticos durante 7-10 días.

 

El Tema:  Riñón. Nefropatías,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martin.  Especialista en Medicina Interna,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada