Entradas

13
Dic

Salud Sexual en la persona Adulta

Una Vida Sexual Saludable implica tener en cuenta una serie de apartados, por la influencia que pueden llegar a tener sobre ella:

1.- Sociedad y Educación.

Es importante para poder tener una vida sexual saludable:

– Aprender a rechazar conductas que impliquen prejuicios e intolerancia.

-Saber respetar a las personas que tienen diferentes estilos de vida y distintas conductas sexuales a las nuestras, que no perjudican a nadie.

-Aprender a no aceptar estereotipos discriminatorios sobre la expresión sexual de diferentes culturas.ag

-Reconocer el derecho a recibir información exacta, rigurosa y científica sobre la sexualidad.

-Saber valorar el impacto cultural y familiar sobre la sexualidad.

-No dejarse influir de manera definitiva y saber valorar en su justa medida los mensajes y valores que son transmitidos, muchas veces de manera interesada,  por los medios de comunicación, religiones, etc.

-Analizar los conflictos intergeneracionales que sobre sexualidad pueden surgir en la familia.

2.- Desarrollo Humano

-Saber aceptar que el desarrollo humano incluye también el desarrollo de la esfera sexual.

-Que la experiencia sexual de cada persona puede incluir o no la reproducción o la experiencia genital.

-Aprender a preciar, cuidar y conocer el propio cuerpo.

-Buscar la información necesaria, si no se tiene,  sobre sexualidad y/o reproducción.

-LAsumir ante todo que la relación sexual con otros siempre ha de ser respetuosa.

-Afirmar la propia orientación sexual cualquiera que ésta se y así mismo respetar la orientación sexual de otras personas.

3.- Comportamiento Sexual

-El establecimiento de relaciones sexuales ha de ser con responsabilidad, respeto y equidad hacia el otro.

-Conocer como disfrutar y expresar la sexualidad a lo largo de las distintas etapas de la vida. No hay una edad mejor que otra para ejercer la expresión de una actividad sexual sana.

-No es rechazable el hecho de saber buscar información que ayude a mejorar la propia sexualidad.

-Se debe saber distinguir entre lo que son comportamientos sexuales que completan de forma positiva la vida de una persona y aquellos otros que son dañinos para la propia persona y/o para otras personas.

-Tener claro que los comportamientos sexuales que son dañinos o abusivos para otras personas, siempre son rechazables y en muchos casos constituyen un delito.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada