Entradas

30
Nov

 

 Seguridad Vial

Factores que modifican la Conducción

En la forma de conducir vehículos de una persona influyen varios factores

Se ha de tener en cuenta que de estos factores unos son modificables y otros no son modificables.

Pueden influir negativamente en un conductor de vehículos:

Padecer enfermedades agudas tales como catarros o gripes con mucho lagrimeo y moco nasal abundante, las contracturas musculares sobre todo si se acompañan de dolor etc.

La reagudización o descompensación de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, les enfermedades respiratorias o la diabetes sobre todo si se producen hipoglucemias.

Las enfermedades mentales de curso irregular, en las que en ocasiones el paciente tiene bien coimages-0ntrolados sus síntomas y en otras no.

Si en alguna ocasión hay olvido de la medicación habitual o en ocasiones el cambio de tratamiento con incorporación de nuevos fármacos o aumento de dosis de los que ya tomaba.

El estrés crónico prolongado en el tiempo y sobre todo una crisis de estrés agudo.

La falta de descanso nocturno por insomnio crónico o por otras causas.

Factores que modifican la Conducción.

-Edad. A más edad el conductor puede tener mayor deterioro físico o enfermedades que influyen negativamente en la conducción.

-Algunas alteraciones sensoriales sobre todo si son de vista o de oído.

-Situaciones especiales como puede ser el embarazo.

Enfermedades que influyen negativamente en la conducción (enumeramos las más importantes):

Arritmia cardíaca.   Una persona con arritmia cardiaca no debe conducir hasta pasados 3-6 meses de la estabilización de ese proceso.

Cardiopatía isquémica o infarto de miocardio.  Depende de la gravedad que haya tenido el proceso pero en general se considera que este tipo de pacientes no deben conducir hasta pasados tres meses después de un infarto.

Revascularización cardiaca.   El sujeto no debería conducir hasta pasado un mes después de la intervención.

Insuficiencia cardiaca grado III / IV.   No debería volver a conducir de forma definitiva y permanente.

Miocardiopatías. Endocarditis y Pericarditis.  No conducir hasta que esté resuelto el proceso.

Cirugía de prótesis valvulares cardiacas.  No conducir hasta pasados tres meses.

Flebitis. Trombosis venosa e intervenciones del sistema vascular.  No conducir hasta que esté resuelto el proceso o pasadas 2-3 semanas de la intervención.

Hipertensión arterial.  Sí se puede conducir salvo en el caso de crisis hipertensivas o en complicaciones agudas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada