may 30

Sentido del Humor. La liberación de los tabúes

 

 Sentido del Humor

La liberación de los tabúes mediante el Humor.

El Humor es Saludable

“Dos amigos homosexuales están sentados en la terraza de un bar. Pasa una chica guapísima.

-¿Sabes? -Le dice uno al otro- Hay veces que lamento no ser lesbiana.”

                                                            —

Una de las funciones importantes del Humor es que permite abordar con facilidad, ciertos asuntos que a algunas personas les producen angustia, recelos o ansiedad si los tratan en clave de seriedad.

Tales asuntos pueden ser la sexualidad en general, la homosexualidad, la impotencia, la frigidez, la autoridad, etc.

El Humor es un mecanismo que utiliza la mente detal manera que ridiculizando tales asuntos, conseguimos dominarlos, traerlos a nuestro terreno y reducir sus posibles malos efectos.

                                                 —

“Una mujer joven dice a su médico:images7

-Doctor, no sé si es normal lo que me pasa, pero cada vez que mi marido y yo hacemos el amor siento o mucho calor o mucho frío.

El médico examina a la mujer sin encontrar nada anormal y pregunta a continuación su opinión al marido.

No hay ningún problema doctor- dice este- es que solo hacemos el amor una vez en verano y otra en invierno.”

                                               —

La Impotencia y la frigidez relacionadas con el envejecimiento, son cuestiones no deseadas, pero como está asumido que son cuestiones que antes o después (si tienes suerte y no te mueres antes), nos van a concernir a todos, suele hacer que encontremos graciosos los chistes que se refieren a ello.

                                                 —

“Una señora mayor va a ver a su médico: -Doctor, mi marido me preocupa. Creo que en los últimos tiempos se está volviendo impotente.

El médico sorprendido la mira y pregunta: -¿Pero qué edad tiene usted, señora?

-Yo tengo ya ochenta y tres años.

-¿Y su marido cuantos años tiene?

-Él es tres años mayor que yo, o sea ochenta y seis.

El médico aún más perplejo pregunta: -Dígame, señora ¿cuándo ha comprobado usted por primera vez eso que llama la impotencia de su marido?

-La primera vez fue ayer por la noche, doctor. Pero lo que me preocupa realmente es que lo he constatado de nuevo esta mañana.”

¡LA RISA ES SALUD!

No comments yet.

Add a comment


9 − = cinco

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons