Entradas

06
Dic

 

Sexualidad en las Diferentes Etapas de la Vida

El Desarrollo de la Sexualidad en el individuo está incluido en el concepto general del Desarrollo.

El Desarrollo es el proceso mediante el que los seres vivos logran mayor capacidad y funcionalidad de sus sistemas.

Esto se produce a través de los fenómenos de:

Crecimiento.

Especialización.

E integración.

Factores que influyen en el Desarrollo

La familia y el medio social.

El desarrollo se realiza en el medio donde crecen los niños, la familia (en ausencia de esta, las instituciones) y la comunidad en que se integra.

La tarea de humanización

Desarrollo dentro del vínculo personal que establecen los niños con sus padres y personas más cercanas, donde éstas satisfacen sus necesidades, les hacen sentirse seguros  y transforman sus vivencias angustiosas en procesos gratificantes.

La tarea de individualización

Desarrollo de acuerdo con la actitud de la familia frente al proceso de autonomía e independencia del niño.

La tarea de señalización

La conforman la relación entre los miembros de la familia y de éstos con el niño y el inicio de la relación del niño con el exterior (colegio, guardería, zonas de juego, etc.)

El Desarrollo Sexual, igual que el Desarrollo en General, es un proceso flexible, cambiante y en permanente transformación desde el nacimiento hasta la muerte.

En el psicoanálisis se entiende como sexualidad toda aquella impresión física que produce placer.

Es una especie de impulso vital que varía de expresión a lo largo de la vida.

Ya hemos hablado en otros capítulos de las fases que considera Freud en el desarrollo sexual del niño. La oral, anal, fálica y de latencia.

Hay que tener en cuenta que gran parte de los pensamientos y sentimientos de un niño acerca de sí mismo no encuentran muchas vías de expresión que no sean las de su manera de relacionarse con los otros..

Primero tiene que enfrentarse con el “yo” y el “no yo”..1

Después a saber si es una niña o un niño.

A continuación aprender a como comportarse en las diferentes situaciones que se le van presentando.

Parece que la sociedad refuerza, pero no crea, las diferencias que vemos en la conducta de niñas y niños, pues existen diferencias de predisposición, temperamento, comportamiento psicomotor y ritmo evolutivo que son de naturaleza intrínseca.

La Sexualidad en la Infancia tiene una serie de características:

Lo genital no tiene importancia.

Sienta las bases del desarrollo de la Sexualidad en fases posteriores de la vida del niño.

Los juegos sexuales se basan en la curiosidad y en la tendencia a imitar.

Los aspectos afectivos y sociales tienen gran relevancia.

Las preferencias sexuales no están establecidas.

Las expresiones de Sexualidad reflejan la necesidad del propio desarrollo.

Si se establecen en esta etapa vínculos afectivos satisfactorios, se va a facilitar un referente positivo para un desarrollo equilibrado en la vida adulta.

Primer año de la Vida del Niño

La buena relación afectiva del bebé y su madre tiene un efecto moderador positivo sobre su desarrollo posterior, físico, psicológico y general, incluido el sexual.

Niño entre 2 y 6 años

Es importante el control de esfínteres a una edad adecuada.

Superar los problemas de celos les ayuda a tener un punto de  vista menos egocéntrico e iniciar mejores relaciones con hermanos y otros niños de su entorno.

Comienzan a hacer preguntas sobre los bebés, la pareja y las diferencias sexuales.

Tienen curiosidad por lo físico y por lo emocional.

Explora su propio cuerpo y el de otros niños y niñas para comprobar diferencias, movidos por la curiosidad.

Puede iniciarse una masturbación, sobre todo en las niñas, frotándose sobre el suelo o sobre algún objeto.

Todos los niños pueden imitar actitudes sexuales que ven en la televisión o en otros lugares.

Debe evitarse la reprobación airada y los gestos negativos. Es mejor no dar importancia u ofrecerles una delicada explicación, si la piden, para que pueda entender el tema por el que se interesan.

Niños entre 7 y 10 años

Existen en todas las edades diferencias individuales en cuanto el desarrollo e interés por el sexo.  Unos, muy temprano, captan hechos y preguntan; otros no se interesan hasta edad más avanzada o van sacando sus propias conclusiones.

A estas edades:

Conocen bien su identidad sexual.

Se interesan por el ayuntamiento entre animales.

Las prohibiciones se hacen más explícitas tanto en la familia como en las relaciones sociales, en lo que concierne a lo corporal y lo sexual, con lo que los comportamientos sexuales son más sutiles y ocultos.

Se afirman en lo que conocen por observación y comportamiento de los adultos.

Son conscientes de las sensaciones físicas y emocionales al contacto y cercanía física con sus iguales.

Experimentan una relación afectivo-sexual con los otros.

Masturbación

El niño comienza a tocarse para ir descubriendo la sensibilidad de sus genitales y se continúa tocando porque eso le proporciona placer.

Constituye una etapa pasajera y considerada normal, en niños y adolescentes.

El niño se masturba porque le gusta ese descubrimiento; el adolescente porque elimina la tensión sexual de un cuerpo sano, apto para el sexo pero que generalmente tiene la imposibilidad de ejercer aún su Sexualidad en pareja.

El adolescente se oculta para masturbarse.

El niño no se oculta, por  lo que se puede detectar con facilidad la frecuencia con la que lo hace.

Si se masturba con demasiada frecuencia suele deberse a que está manifestando una angustia por alguna otra carencia y es por ello por lo que habrá que consultar al médico.

No se debe reprender a los niños cuando se les sorprende masturbándose. Las riñas y las amenazas aumentarán su angustia y provocarán que aprenda a esconderse para hacerlo.

Identificación Sexual del Niño

Aceptar o rechazar su sexo biológica y culturalmente le corresponde hacerlo al niño y es él quien lo va a aceptar o rechazar.

No se sabe por qué se puede rechazar el propio sexo. Existen distintas teorías, ninguna científicamente probada:

  1. Rechazo expresado por los padres si el niño es de sexo distinto al esperado.
  1. Padre muy ” macho” que se expresan despectivamente de forma repetitiva sobre el sexo femenino.
  1. Represión exagerada por parte de los padres y cuidadores de las manifestaciones espontáneas de la Sexualidad infantil.
  1. Rechazo patológico de uno de los padres hacia el otro sexo.

Cuando los padres se respetan y aman y respetan a sus hijos, estos se identifican sin ningún problema con el sexo correspondiente.

En cualquier caso, llegando a la adolescencia o a la edad adulta, si un hijo se define como homosexual, la actitud correcta de los padres y del resto de la familia es aceptarlos, cobijarlos, entenderlos y amarlos, porque ante todo son de casa,  y son personas, y si su familia, no les responde bien, con afecto, amor y comprensión, ¿qué podrán esperar del resto del mundo?.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada