feb 25

Sexualidad en Pacientes con Enfermedades Crónicas

Sexualidad en Pacientes con Enfermedades Crónicas

Sexualidad en Pacientes con Enfermedad Coronaria

Las enfermedades coronarias y sobre todo el infarto agudo de miocardio, tienen una repercusión negativa en la actividad sexual, sobre todo en el sexo masculino, en los que se debe tener en cuenta que esta patología aparece 10 años antes que en el sexo femenino.

Se han realizado estudios en hombres con disfunción eréctil y ésta puede llegar a considerar como factor predictivo de la cardiopatía isquémica. Sobre todo si se suman otros factores de riesgo como hipertensión, tabaquismo, diabetes, etc.

Muchos varones abandonan la actividad sexual tras un infarto por miedo a que éste se repita dupareja-de-ancianos-en-el-banco_21857rante el coito.

El miedo a su vez hace que disminuya el deseo sexual o se presente disfunción eréctil.

Una persona que haya superado un infarto sin complicaciones, pasado un tiempo adecuado puede tener actividad sexual sin peligro para su salud o su vida.

Sexualidad en Pacientes con Lesión Medular

Ya se ha hablado en otras publicaciones del blog de esta patología y del tipo de alteraciones que produce en la vida sexual de estos pacientes.

Hipertensión Arterial

Existe una prevalencia mayor de disfunción eréctil en la población afectada por hipertensión arterial que en la población general, por la propia enfermedad y por los efectos secundarios de los fármacos antihipertensivos.

Cirugía

Se puede producir disfunción eréctil en pacientes que han sido sometidos a cirugía retroperitoneal a ostomía, orquiectomía o cirugía de cáncer de próstata.

Diabetes

Con esta enfermedad se producen daños vasculares o neuropatías que afectan a la función sexual tanto de hombres como de mujeres.

La insulina y los antidiabéticos orales no ejercen efectos negativos sobre la sexualidad.

Cáncer de Mama

Los efectos psicológicos de este cáncer sobre la esfera sexual femenina son devastadores. Además la quimioterapia produce importantes efectos tóxicos.

Una vez superada la etapa de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, las mujeres pueden llevar una vida sexual normal.

Insuficiencia Renal Crónica

Se ha demostrado en ambos sexos que, a mayor nivel de uremia, mayor disfunción sexual.

Suele empeorar la funcionalidad sexual cuando se comienza tratamiento con hemodiálisis, y mejorar tras un trasplante renal.

Enfermedades Neurológicas

Afectan de forma negativa en la sexualidad, los tumores del sistema nerviosos, Ictus, Epilepsia, Traumatismos y Enfermedades Degenerativas.

No comments yet.

Add a comment


dos + = 3

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons